viernes, 13 de mayo de 2011

Verón: "Conocer la vida del Che me abrió la cabeza"

"El futbolista debería involucrarse mucho más en cuestiones sociales" afirma el jugador de Estudiantes.


Mientras espera que se defina si deberá someterse a una operación de tobillo, la "Bruja" Verón reclamó más compromiso de los futbolistas y contó que se tatuó al Che Guevara porque "me ayudó a darme cuenta lo importante que es pensar más allá de uno".

Mientras lucha con su tobillo, que puede que pronto lo lleve a una operación para solucionar los dolores de una buena vez, Juan Sebastián Verón se hizo un tiempo para reflexionar sobre el fútbol, la vida, el dinero, el periodismo, los referentes… Y a todas las preguntas a los que lo sometieron los chicos de la revista de cultura villera La Garganta Poderosa, que sacó su quinto número.

En la entrevista que le realizaron los periodistas y fotógrafos de Zavaleta y la Villa 31 Bis, La Bruja contó que el fútbol “se puede estudiar de muchas maneras y uno puede estar de acuerdo o no, pero el juego permite un análisis importante, para el que lo ve. El tema es que no todos saben de táctica”, y analizó que “sería bueno que el periodista deportivo brindara información sobre el juego, en vez de priorizar las peleas de tal o cual jugador”. Pero fue más allá…

Verón también repudió el individualismo que manda en el fútbol: “El jugador es bastante egoísta. Un grupo exitoso siempre se logra pensando en el bien común”. El mediocampista del Pincha profundizó sobre el tema y destacó los valores de tener un verdadero grupo: “Los problemas aparecen cuando el individualismo supera al equipo. Por ese camino, es muy difícil llegar al triunfo. Hay aspectos que son importantes e innegociables: la humildad, el sacrificio, la solidaridad, el trabajo”. Y advirtió sobre el rol de los jugadores en una sociedad también egoísta: “Creo que el futbolista debería involucrarse mucho más en cuestiones sociales. Tenemos una herramienta muy grande y hay que ponerla a disposición de los chicos de los barrios”.

En el mismo sentido, “La Bruja” contó por qué decidió regresar de Europa, cuando para muchos el mejor Verón aún tenía más para demostrar en el Viejo Continente: “Pegué la vuelta cuando sentí que lo material no me servía, que el dinero, la comodidad, el confort, o la supuesta ‘seguridad’, no me otorgaban la felicidad que me produce estar acá, en mi lugar”. Y añadió que “todos debemos ser conscientes de que las raíces no se pierden, porque con eso se crece, y hasta podés mejorarlas, dándole un sentido al lugar de donde saliste”. Y, mientras mostraba a cámara el tatuaje del Che que lleva en un brazo, también explicó: “Me generó admiración su lucha en Cuba, un país que no era el suyo, pensando en el desarrollo de toda Latinoamérica. Y conocerlo, me hizo abrir la cabeza y darme cuenta de lo importante que es pensar más allá de uno. Hay que pensar siempre en el que se tiene al lado. Si todos lo hiciéramos, estaríamos mucho mejor”. La revista ya está en las calles y que se puede encontrar en los barrios, en diferentes puestos de diarios o solicitar por mail a lagargantapoderosa@gmail.com.

Tomado de Olé