jueves, 26 de febrero de 2015

Encuentran bomba de la Segunda Guerra Mundial bajo el estadio de Borussia Dortmund

Estaba cinco metros abajo de una de las tribunas del Signal Iduna Park. Pesa 250 kilos y está sin detonar. La zona fue evacuada en un perímetro de 250 metros


Obreros que trabajaban en la remodelación del estadio Signal Iduna Park del Borussia Dortmund encontraron, debajo de una tribuna, una bomba de la aviación británica arrojada en la Segunda Guerra Mundial.

El hallazgo se dio este jueves, lo que obligó a las autoridades locales a evacuar la zona, en un perímetro de 250 metros. El artefacto sin detonar, de unos 250 kilogramos de peso, estaba cinco metros bajo tierra, debajo de la zona VIP de la tribuna occidental del estadio.

Según informó el periódico "RuhrNachrichten", en su edición digital, la desactivación se programó para este mismo jueves en horas de la tarde, luego de una reunión prevista para analizar la situación.

Debido a la evacuación de la zona, el club informó que cerrará la tienda oficial y el museo del estadio por tiempo indefinido. Además, el entrenador Jrgen Klopp trasladó una conferencia de prensa que tenía prevista al centro de entrenamiento del club.

*Tomado del diario El Clarín

miércoles, 18 de febrero de 2015

Documentário sobre democracia corintiana vence prêmio de cinema na Espanha


O documentário brasileiro "Democracia em preto e branco", que retrata a história do Corinthians de Sócrates e Casagrande, recebeu o prêmio "Thinking Football Film Festival 2015", uma mostra que discute o papel do futebol na sociedade, organizada pela Fundação Athletic Bilbao, clube da primeira divisão da Espanha.

Dirigido por Pedro Asbeg, o filme relembra o período da democracia corintiana, movimento do início da década de 1980 que teve Sócrates como principal expoente e acabou contribuindo para o processo de fim da ditadura militar instalada no país desde 1964.

O prêmio, concedido através de votação entre o público presente ao evento, inclui uma escultura do artista Ángel Garraza e 2 mil euros, "que terão que ser doados pelo diretor a um projeto social que utilize o futebol em seu desenvolvimento".

A terceira edição do "Thinking Football Film Festival" foi realizada entre os dias 9 e 15 de fevereiro em Bilbao. Foram reproduzidos dez longas-metragens do Brasil, França, Alemanha, Estados Unidos, Polônia e Reino Unido que abordam temas como "o papel social e político do jogador e dos clubes, o futebol como articulador da inclusão social ou a utilização do futebol por parte das autoridades políticas".

Espn/EFE

martes, 17 de febrero de 2015

Il gran rifiuto dell’ex Juve Zavarov: «Mai in guerra contro la Russia»

Il centrocampista bianconero alla fine degli anni 80 ha ricevuto la chiamata dall’esercito ucraino: «Non combatterò contro il Paese dove vive la mia famiglia: voglio solo la pace»


di Francesco Tortora
Corriere della Sera

E’ stato uno dei più talentuosi calciatori dell’ex Unione Sovietica e il primo a vestire la casacca di una squadra italiana. Il cinquantatreenne Alexander Zavarov, ex centrocampista della Juventus alla fine degli anni ‘80 e oggi vice-allenatore della nazionale ucraina, come molti suoi connazionali ha ricevuto nei giorni scorsi una lettera di richiamo alle armi. Da parte sua Zavarov ha fatto sapere pubblicamente che si rifiuterà di imbracciare le armi nei territori dell’Ucraina orientale e di combattere contro la Russia, paese che considera come una seconda patria

Coscrizione obbligatoria

Nonostante la tregua entrata in vigore domenica scorsa nell’Ucraina Orientale, la possibilità che il conflitto tra truppe locali e quelle dei separatisti filorussi si riaccenda è tutt’altro che un ipotesi remota. Proprio per questo Kiev ha deciso lo scorso gennaio di arruolare circa 100.000 nuove reclute che hanno un’età compresa tra i 25 e i 60 anni. Tra questi c’è anche l’ex centrocampista della Juventus e Yuriy Syvukha, ex portiere del Metalist Kharkov, una delle più popolari squadre ucraine anche ai tempi dell’Urss, e attualmente preparatore dei portieri della nazionale di Kiev.

In un’intervista alle emittenti locali Zavarov, nato a Lugansk, città che si trova nel sudest del Paese, ha affrontato il problema della coscrizione e ha dichiarato senza mezze misure: «Voglio dire solo una cosa. Non combatterò mai il paese dove vivono la mia famiglia e i miei figli e dove sono seppelliti i miei avi. Voglio solo la pace».

Renitenti alla leva

La coscrizione di Zavarov e Syvukha è stata confermata da Pavel Ternovoy, mEsplora il significato del termine: embro della Federazione calcistica ucraina che ha sottolineato come siano 89 i membri dell’organizzazione sportiva ad essere stati richiamati alle armi: «Posso ribadire che molti membri della Federcalcio ucraina sono stati richiamati alle armi. Tra questi ci sono anche Alexander Zavarov e Yurly Syvukha, C’è una guerra in corso. Ogni cittadino deve comprendere ciò che sta succedendo».

A quanto sembra Zavarov non è l’unico coscritto che si rifiuterà di combattere. Secondo fonti di Russia Today circa 7500 soldati ucraini sarebbero stati già perseguiti penalmente per inadempienza al servizio di leva. Questi ultimi sono anche incentivati a non combattere da un proclama di Vladimir Putin che ha fatto sapere che i renitenti alla leva ucraini saranno accolti in Russia e potranno soggiornarci tutto il tempo che voglionoembro

viernes, 13 de febrero de 2015

United of Manchester: El dinero no consiguió comprar a los hinchas

Fanáticos del Manchester United, enojados por la venta del club, crearon otro que compite en las divisiones más bajas del fútbol inglés.


Por Roberto Parrottino

El punto de inflexión, contó Andy Walsh, socio fundador del Football Club United of Manchester, no fue la adquisición de la familia Glazer de más de la mitad de las acciones del Manchester United en 2005 para ser el único propietario del club: en 1999, el año en que ganó la Champions League con los goles de Teddy Sheringham y Ole Gunnar Solskjaer en el tiempo de descuento ante Bayern Munich en el Camp Nou, los hinchas habían alejado las intenciones de compra de Rupert Murdoch, el magnate australiano de las telecomunicaciones. La frustración, por eso, fue doble. Pero, sobre todo, pasajera: un grupo de socios del Manchester fundó el 14 de julio de 2005 el FC United, una asociación civil sin fines de lucro –“un socio, un voto”, “nuestro club, nuestras reglas”–, con la asamblea de una comisión como instancia para decidir hasta el diseño de la camiseta.

Karl Marginson, exjugador del ascenso inglés, vendedor de frutas y verduras, realizó las pruebas y formó el primer plantel. A casi diez años del nacimiento, el club está ahora en la Northern Premier League Premier Division, la séptima categoría de Inglaterra. En mayo inaugurará su estadio con capacidad para cinco mil hinchas en el distrito de Moston, en el noreste de la ciudad, con un partido ante el Benfica de Portugal.

El periodista Sam Borden, corresponsal del New York Times, le preguntó a Vinny Thompson, hincha y empleado del FC United, si se podía cambiar de pasión, dejar atrás la historia del Manchester United, olvidarse de Old Trafford. “No sé –dijo–; es complicado. Manchester United podría ser mi esposa y el FC United mi amante. O tal vez al revés. No estoy seguro”.

“El FC United of Manchester es admirado por muchos hinchas europeos, no sólo británicos. Aunque la Premier League y, específicamente, el Manchester United no ven al FC United como una amenaza a su dominio económico, se puede detectar una tendencia creciente de toma de conciencia por parte de muchos hinchas de aquí. Cada temporada aumenta el interés en el concepto de clubes estructurados como asociaciones civiles sin fines de lucro”, detalla a El Gráfico Diario Steven Powell, secretario general de la Federación de Aficionados de Fútbol de Inglaterra y Gales, una especie de organización sindical que pelea por los derechos de los hinchas y que logró, entre otras cosas, un voto en la asamblea anual de la Football Association (FA).

La construcción del estadio del FC United fue financiada por los hinchas, por el municipio y a través de cuotas a cargo de la comunidad. De ahí que albergará un centro médico y deportivo gratuito. En Old Trafford, mientras tanto, se ven de tanto en tanto a modo de protesta camisetas y bufandas amarillas y verdes que recuerdan a los colores que llevaba el Newton Heath, como se llamó en sus orígenes el Manchester, fundado por los trabajadores ferroviarios de la Lancashire and Yorkshire Railway Company en 1878.

Plata dulce

La familia Glazer, dueña además de los Tampa Bay Buccaneers del fútbol americano, dedicada al negocio de bienes raíces y del petróleo, compró el Manchester United con préstamos bancarios cuya deuda, después, le cargó al club. “El FC United –escribió el cronista Daniel Taylor en The Guardian después de visitar al nuevo club– todavía tiene un largo camino por recorrer en una ciudad en la que el Manchester City está a cargo de un jeque de Abu Dhabi y el United en manos de los inversionistas de la Florida”.

Alex Ferguson, el histórico entrenador del Manchester, siempre se proclamó socialista. Hijo de un obrero industrial de Govan, un suburbio escocés de astilleros, admitió su adhesión por el Partido Laborista. Andy Walsh recordó que en 2005, como líder de la Asociación Independiente de Aficionados del Manchester United, le pidió a Ferguson que renunciara en oposición al desembarco de los Glazer. Era, para Walsh, una jugada clave, una mano en el bolsillo de los estadounidenses, ya que, al mismo tiempo, había apalabrado a hinchas millonarios del Manchester para recomprar el club. Recién en 2013, luego de dejar el cargo de técnico después de 27 años, Ferguson le dispensó unas líneas en su autobiografía a los hinchas que le propusieron su renuncia y, ya sin respuesta, fundaron el FC United: “Son unos tristes. No me interesan”. Walsh le respondió: “No voy a juzgarlo, pero la gente no siempre actúa de acuerdo con sus creencias establecidas”.

Otros casos

El FC United quiere seguir el éxito del AFC Wimbledon, fundado en 2002 por hinchas del Wimbledon FC que se alejaron después de que el club se mudara a 80 kilómetros de Londres y hasta cambiara el nombre por el de la ciudad de Milton Keynes. “El AFC Wimbledon -aporta Steven Powell- ha ascendido del décimo al cuarto nivel del fútbol profesional inglés. Es decir, ya juega en la Football League Two; y hace poco enfrentó al Liverpool de local por la FA Cup”.

El FC United, hoy en una división semiprofesional y con un promedio de dos mil hinchas por partido, lo que lo sitúa entre los 100 clubes ingleses más convocantes, no está solo. Eric Cantona, la leyenda del Manchester, el antisistema, deseó: “Tan sólo espero que este club tan especial siga creciendo y ojalá dentro de 50 años podamos estar hablando de un club campeón de la Champions”.

miércoles, 11 de febrero de 2015

La historia de Honey Thaljieh, pionera del fútbol femenino en Palestina

La fundadora y primera capitana de la selección femenina de fútbol de Palestina habla de las barreras sociales, políticas y culturales que se ha encontrado en su carrera. Su historia hace parte de "Los rebeldes del fútbol 2", filme estrenado en Bilbao


Por Antonio Nieto
El País

“Soy palestina, árabe, cristiana, mujer y juego al fútbol”. He aquí el conflicto, el punto de partida, el leitmotiv del relato de la vida de Honey Thaljieh (nacida en Belén hace 30 años), fundadora y primera capitana de la selección femenina de fútbol de Palestina, que ella misma narra con la solidez, la pausa y la intencionalidad de alguien que quiere mandar un mensaje de superación en cada frase.

Por su destreza en la oratoria podría sonar a cantinela de autoayuda, a una cierta intención de imprimir un "si luchas por tus sueños lo conseguirás", que puede llevar la conversación a una especie de discurso guionizado. Su historia, de hecho, ya forma parte del guion del documental "Los rebeldes del fútbol 2", que recoge la vida de cinco figuras que se erigieron como héroes sociales a través del fútbol y que se proyectó el lunes en el Thinking Football Film Festival de Bilbao, que continuará hasta el sábado. “Estoy orgullosa de que me presenten como héroe social”, asegura, sonriente, en el hall de un hotel a pocos metros del Guggenheim, en Bilbao.

Todo empezó en las calles antiguas y estrechas de Belén, donde jugaba con chicos en contra de la opinión de su familia y las críticas de la comunidad. “Al principio solo era un hobby, pero me di cuenta de que me encantaba. Luego empecé a crecer y después de la primera y la segunda intifada encaramos desesperación, destrucción, guerra. La mayoría perdió la esperanza”, recuerda.

“Todas las noches, los soldados asaltaban nuestra casa y nos sacaban fuera sin importarles la lluvia o el frío. Nuestro coche fue destruido, mi primo fue asesinado. Era muy duro ver los cadáveres en el suelo. Esas imágenes siempre están en la cabeza. A veces tienes pesadillas”, recuerda. Thaljieh encontró en el fútbol una forma de canalizar la rabia. “Pensé que con el fútbol se podía conseguir algo. En lugar de sentirse sin esperanza, de la desesperación, se podía construir algo, dar esperanza a la sociedad y a las mujeres”.

Más tarde, cuando estudiaba en la universidad de Belén, Thaljieh vio un anuncio que buscaba chicas a las que les interesara el fútbol. “Eres la primera que quiere jugar al fútbol”, le dijo su profesora. Consiguieron entonces formar un grupo de cuatro o cinco jugadoras, el germen de la futura selección.

“Fue muy difícil por todas las barreras, sociales, culturales y políticas. Y las críticas como que las mujeres no deben jugar al fútbol, llevar pantalones cortos, que deben cubrirse la cabeza. Las críticas lo hicieron difícil, pero decidimos que nosotras no sólo estábamos jugando al fútbol. Era mucho más que fútbol”. Esto fue en 2003. Dos años más tarde, la Federación Palestina de Fútbol autorizó la creación de la selección. Jugaron su primer partido internacional contra Jordania, crearon la primera liga nacional femenina, y participaron en torneos como el campeonato de la Federación de Fútbol de Asia Occidental. En 2009 Palestina disputó el primer partido internacional en casa, en Cisjordania, también contra Jordania, ante unos 14.000 espectadores. Dos días antes de ese partido, Thaljieh se lesionó. “Era mi sueño. Por lo que había esperado tanto tiempo. Tenía tantas ganas de jugar que al final el entrenador me dejó entrar los últimos tres minutos”, recuerda.

Mediapunta, con gusto por finalizar las jugadas, Thaljieh colgó las botas en 2009, después de arrastrar una serie de lesiones y habiendo marcado unos 17 goles, según sus cálculos. En 2012 se convirtió en la primera mujer de Oriente Próximo en obtener un máster de la FIFA. Ahora trabaja para la organización, en comunicación corporativa, además de colaborar con varios proyectos sociales relacionados con el fútbol.

Desde las calles de Belén hasta su llegada al máximo organismo del fútbol mundial, queda un relato forjado mediante la lucha contra las desigualdades. “Como palestina, crecí bajo la ocupación y la opresión: mi identidad fue mi prisión. Como cristiana, viví en una sociedad musulmana dominada por el hombre. Como árabe, en un mundo con mucho racismo y estereotipos, mi etnicidad también se convirtió en mi prisión. Y por ser mujer, en una sociedad patriarcal, donde el fútbol era una actividad de hombres, mi género fue mi prisión. Todas estas identidades se convirtieron en mi prisión, pero también a través de ellas encontré la libertad para ser de la manera que soy”.

lunes, 9 de febrero de 2015

Egipto: 22 muertos en nuevo episodio de violencia en el fútbol

Un enfrentamiento entre hinchas y la Policía en las afueras de un estadio en El Cairo dejó al menos 22 víctimas mortales, a tres años de la tragedia de Port Said



Al menos 22 personas murieron en una batalla campal que se desató a las afueras de un estadio de El Cairo, reportaron medios egipcios e internacionales.

El incidente se produjo el domingo pasado en el marco del partido entre los clubes Zamalek y ENPPI, de la primera división egipcia, en el Estadio Defensa Aérea, en las afueras de El Cairo.

Se trata del más reciente episodio trágico de violencia en el fútbol egipcio. En febrero del 2012, en un partido en Port Said, graves incidentes dejaron un saldo de 74 muertos.

Versiones encontradas

Según funcionarios de seguridad, los choques iniciaron porque los hinchas de Zamalek intentaron ingresar al estadio sin tener entradas. Pero los hinchas de Zamalek indicaron en su página oficial en Facebook que la violencia se precipitó porque las autoridades sólo abrieron una puerta para el ingreso al escenario.

También acusaron a las autoridades de haber rodeado con alambres las puertas del club para impedir los accesos y de lanzar gases lacrimógenos, causando desmayos y síntomas de asfixia entre los aficionados.

Por su parte, el Ministerio del Interior egipcio explicó en un comunicado que los aficionados intentaron irrumpir por la fuerza en el estadio, supuestamente sin haber comprado las entradas para el encuentro, que estaban limitadas a unas diez mil personas. Ante esa situación, agregó, la policía tuvo que intervenir para evitar que esas personas "dañaran la propiedad pública".

Las autoridades también reportaron que los hinchas quemaron un vehículo oficial y los agentes respondieron para detener a los responsables del ataque.

El partido entre el Zamalek y el ENPPI, de la primera división de la liga, fue retrasado por los enfrentamientos, aunque finalmente se jugó y terminó en empate 1-1.