martes, 15 de junio de 2021

Cristiano Ronaldo recomienda tomar agua y no la gaseosa que patrocina la Eurocopa

En una rueda de prensa, el astro portugués retira dos botellas de gaseosa que sobresalían en la mesa y sugiere tomar agua.


La estrella de la Selección Portugal, Cristiano Ronaldo, cuestionó a uno de los patrocinadores de la Eurocopa, la multinacional Coca-Cola, y recomendó, en cambio, beber agua.

Durante una rueda de prensa en el marco del torneo, el jugador retiró dos botellas de la famosa bebida que se exponían en la mesa, y en cambio puso una de agua.

La salud física ha sido una de las obsesiones de Cristiano Ronaldo, quien ha brillado en clubes como el Real Madrid y la Juventus. En varias ocasiones ha explicado que está en contra de las bebidas azucaradas y de la comida poco saludable. 

El gesto de Cristiano provocó una caída del 1,6% para la compañía en el mercado bursátil, lo que se tradujo en una devaluación de 4 mil millones de dólares.

sábado, 5 de junio de 2021

Los jugadores de Brasil no quieren Copa América

Están en contacto con los capitanes de las demás selecciones. Ya tienen el apoyo de Uruguay


Por Marca Colombia

La Conmebol está decidida a realizar la Copa América contra viento y marea, pero se le está formando un fuerte huracán que podría ponerla en máximo riesgo. En la últimas hora se reveló indisposición de los jugadores de Brasil por el certamen, pero más que malestar, están decididos a que no se juegue.

El motín de los convocados de Tité inició cuando Argentina renunció a ser sede debido a la crisis sanitaria, situación que es más aguda en territorio brasileño, pero que no fue considerada al aceptar llevar a cabo el torneo.

El grupo ya se encontraba concentrado prerparando los juegos de Eliminatoria, pero al enterarse de la noticia hubo indignación general y se lo hicieron saber a las directivas de la CBF, por lo que se reunieron con el presidente de la Federación, Rogerio Caboclo.

Los futbolistas consideran que es innecesario jugar la Copa América en medio de una pandemia que ha cobrado medio millón de vidas en su país, por lo que expresaron su preocupación en el encuentro, pero este terminó encendiendo más los ánimos porque Caboclo amenazó con echar a Juninho Paulista, coordinador de la selección, por la revuelta del vestuario.

Hay una rotura total entre los deportistas y la CBF, ya que el pasado jueves se le impidió a Casemiro, capitán del equipo, hablar ante los medios de comunicación ya que tenía contemplado hacer público la posición del seleccionado contra la Copa América.

Tite desde un principio ha estado respaldado a sus jugadores y, aunque no profundizó en el tema, confirmó el malestar que hay en el vestuario. "Los jugadores tienen su opinión, la han expresado al presidente y la harán publica en su momento. Y eso tiene mucho que ver con la ausencia de nuestro capitán, Casemiro, aquí ante vosotros", comentó.

Los brasileños aguardaron manifestarse ya que están en contacto con sus similares de las otras selecciones en busca de apoyo para oponerse en bloque a jugar el torneo. Uruguay comparte la postura y ya lo han hecho saber sus principales referentes.

"La verdad es que estamos en una situación difícil a nivel mundial, pero más en Sudamérica en los últimos meses y Argentina es uno de los países más complicados. Por eso llama un poco la atención que se juegue la Copa América", expresó Luis Suárez.

Edinson Cavani respaldó lo dicho por el delantero de Atlético de Madrid: "Los jugadores no tenemos ni voz ni voto, no tenemos peso en ciertas cosas. Hoy somos los que tenemos que ir a poner la cara para tratar de darle una alegría a la gente que está encerrada. Hay un montón de actividades que no están funcionando y ahí estamos nosotros. A veces hay que poner por delante muchas otras cosas que son importantes también. No hay que olvidarse que esto es una pandemia y todo es una cadena. Comienza con pequeñas cosas y termina en cosas graves. Ese es mi pensamiento. Igualmente acá estoy para ponerle el pecho como estamos haciendo todos los futbolistas", explicó.

La conversación entre los líderes de las selecciones sudamericanas es fluida y hay una preocupación general porque se realice la Copa América desestimando la agudeza con la que la pandemia golpea el continente. Desde la Tricolor ya hubo una manifestación a través de la agremiación de futbolistas, pero en las próximas horas podría darse una comunicación en bloque de las selecciones.

domingo, 23 de mayo de 2021

Eddy Hamel: la estrella del Ajax que murió en Auschwitz

Su forma de jugar emocionaba a los hinchas y con él surgió una relación duradera entre el equipo de Amsterdam y los judíos. Un absceso lo condenó a la cámara de gas.


Por Santiago Morales 

Eddy Hamel será recordado por su fútbol, pero especialmente por su historia.

Por el balón: Los hinchas del Ajax se amontonaban en la esquina derecha de la cancha para verlo jugar, por ahí siempre corría.

Por su vida: los nazis lo mandaron a la cámara de gas por ser judío, y tener la cara hinchada por un absceso.

En 1922, con 21 años, jugó el primer partido oficial con la camiseta del Ajax. Sería el primer estadounidense en competir en una liga europea de primer nivel, y el primer judío en jugar con el histórico equipo holandés.

Las crónicas de la época hablan de que era un muy buen puntero derecho.

El periodista David Winner, en su libro Brilliant Orange: The Neurotic Genius of Dutch Footbal, lo describe: “Ocupaba la banda derecha y sus admiradores decidieron reunirse en el mejor punto del estadio para apreciar su juego, justo entre la línea media y el banderín de esquina. Cada medio tiempo, cambiaban al otro lado del campo para verle mejor”.

En 1930, el fervor terminó cuando decidió abandonar el fútbol. Y 10 años después vendría la peor de las condenas cuando los nazis invaden a los Países Bajos, y Hamel es denunciado por fascistas simpatizantes de las ideas del Tercer Reich.

A finales de 1942 fue atrapado, y durante cuatro meses fue obligado a trabajos forzados en Birkenau. El 30 de abril de 1943, tras un riguroso examen médico en este campo de concentración, descubren que tiene la cara hinchada por un absceso, y lo envían a la cámara de gas.

Leon Greenman, quien fue su compañero de pena, lo recuerda en el documental Auschwitz: la evidencia olvidada: “Si eras apto te mandaban a la derecha, de lo contrario, ibas a la fila de la izquierda. Con un gesto feroz a mí me mandaron a la derecha. A Eddy, a la izquierda».

El origen

Edward Hamel nació el 21 de octubre de 1902, en Nueva York (Estados Unidos). Sus padres eran Moses (un pulidor de diamantes) y Eva (ama de casa), ambos emigrantes neerlandeses que viajaron a norteamérica tras una crisis financiera que se desató en Ámsterdam.

Pero años después decidieron volver a su país.Y aunque Eddy mostró gran talento con el balón en Nueva York, fue en los Países Bajos donde comenzó su carrera como futbolista, en Ajax, en 1920.

Tenía velocidad y facilidad para eludir a los rivales; en 1921 debutó con el equipo profesional, en el que jugó 125 partidos e hizo 8 goles.

Pese a todos sus títulos y desempeño con el equipo de Ámsterdam, nunca fue remunerado. Eran épocas en las que los equipos no existían como clubes organizados, algo que apenas se consolidó hacia los años 50.

Su sustento diario lo obtenía como mayorista de granos. Luego de retirarse fue entrenador del Alcmaria Victrix (hoy AZ Alkmaar). Allí estuvo un año.

La Segunda Guerra Mundial

Simon Kuper, periodista del Financial Times y autor del libro Ajax, The Dutch, the War: Football in Europe during the Second World War, explica que, antes de la Segunda Guerra Mundial, el Ajax tenía muchos fanáticos judíos, que viajaban en tranvía desde Jodenbuurt (distrito judío) cerca del centro de Ámsterdam para ver partidos en el estadio, cerca del límite de la ciudad.

Hamel, entre otros, era uno de los grandes lazos que unía al equipo con esta comunidad judía, especialmente sefardí, asentada en ese país luego de ser expulsados de España y Portugal por los Reyes Católicos.

En 1939, la ola antisemita empezó a expandirse por toda Europa Occidental, y luego de crecer en Polonia, llegó a los Países Bajos.

Esta situación puso en grandes aprietos a la población judía que vivía allí, y mucho más cuando, en 1940, los alemanes entraron al país sin recibir mucha resistencia.

Eddy, Johana, su esposa, y sus hijos, intentaron continuar con su vida normal, incluso Hamel siguió jugando para el equipo de exalumnos de su antiguo club (Lucky Ajax).

Sin embargo, el 27 de octubre de 1942, Hamel fue atrapado por colaboradores de los nazis, y aunque argumentó que era norteamericano, la razón no los convenció.

A Edouard y su familia los condujeron al teatro Hollandsche Schouwburg, de Amsterdam. Un gélido domingo de enero en 1943, 659 holandeses con descendencia judía (240 hombres y niños, 419 mujeres y niñas) fueron trasladados a Auschwitz.

Varios testimonios cuentan que la mayoría de cautivos llegaron a pensar que irían a un trabajo multitudinario que se les brindaba a distintas poblaciones.

Llegó la hora

Algunos de los prisioneros que detectaron la verdad trataron de avisarles a los demás, pero no pudieron. Estaban en Birkenau, uno de los campos del gran complejo de Auschwitz, destinado solo para el exterminio.

Leon Greenman, compañero de Hamel, recuerda en el documental Auschwitz: la evidencia olvidada, que llevaban tres meses cuando supieron que habría una Gran Selección. Fue un día entero dedicado a revisar los cuerpos.

«Nos teníamos que desnudar –explica Greenman– y hacer filas por el orden alfabético de los apellidos. Eddy estaba justo detrás de mí, porque el suyo era con H y el mío con G. «Tengo un absceso. ¿Qué me va a pasar?», me preguntó”. A Eddy lo apartaron de las filas, un defecto físico era condenable. Nunca más se supo de Hamel. Meses después, los alemanes registraron su muerte el 30 de abril de 1943.

Su nombre quedó grabado en la pared conmemorativa del Hollandsche Schouwburg (hoy un monumento) con todos sus familiares que fueron asesinados; entre ellos, padres, esposa, hijos y hermanas.

El cálculo, en el caso de Amsterdam, es que había 80 mil hebreos antes de la guerra, pero después de ella solo sobrevivieron 5 mil.

Simon Kuper, en entrevista con La Rueda Suelta, dice que esta serie de acontecimientos fortalecieron más el vínculo de los judíos con el Ajax.

“Hoy en día –cuenta el periodista– los aficionados cantan himnos en homenaje a todos los caídos por la guerra, y frecuentemente flamean banderas con la estrella de David”.

Estos gestos no les agradan a algunos fanáticos rivales, que desean y les gritan que deberían ir también a una cámara de gas. Reacciones que han generado más de una polémica en Europa.

Porque después de la guerra, el Ajax siguió asociado con los judíos, que volvieron al antiguo estadio (el De Meer), ubicado muy cerca de los barrios de esta comunidad.

Después vendrían otros jugadores judíos al Ajax, como Johnny Roeg, Benni Muller, Daniël de Ridder y el legendario Sjaak Swart, ‘señor Ajax’. Y el presidente más importante de la historia: Jaap van Praag, el hombre que hizo del equipo una potencia europea en los años 60.

Sin ir muy lejos, su gran estandarte, Johan Cruyff, se casó con una mujer judía y tuvieron un hijo, Jordi Cruyff, dirigente y director técnico del Maccabi Tel Aviv, el equipo más importante de Israel.

Tomado de https://laruedasuelta.com/hamel-la-estrella-del-ajax-muerto-en-auschwitz/

martes, 4 de mayo de 2021

Futbolistas colombianos se pronuncian por situación social del país

Varias figuras de la Selección Colombia se expresan sobre la situación humanitaria el país, afectada por una violenta represión policial, que ha causado decenas de muertos, heridos y desaparecidos.



Luego de una semana de Paro Nacional en Colombia, destacados futbolistas del país se expresaron ante la crisis humanitaria causada por la represión oficial. Hasta el momento se reportan al menos 20 manifestantes asesinados por fuerzas policiales, así como decenas de heridos y desaparecidos.

En sus redes sociales, los jugadores pidieron el respeto por la vida y los derechos humanos: “Ante la situación en Colombia rechazo todo acto que viole los derechos humanos. Hago un llamado a la no violencia y pido se valore y se respete el derecho a la manifestación pacífica”, fue uno de los mensajes de Radamel Falcao García, delantero del Galatasaray.

“Expreso mi preocupación y conmoción por los hechos que han venido sucediendo durante la última semana, mi solidaridad con los que han perdido la vida, los heridos y sus familias. Clamo para que se escuche a la gente en sus peticiones”, agregó el goleador.

“Me duele mi tierra tanto como a todos. Siento que no puedo callar por tantas imágenes que he visto, no soy político soy solo un simple colombiano que quiere lo mejor para mi país, todo comienza por la paz, por el respeto, la comprensión y por el derecho que tenemos todos a expresarnos”, dijo, por su parte, Juan Fernando Quintero, hoy en las filas del Shenzhen chino.

Dávinson Sánchez y David Ospina, entre otros jugadores del fútbol local y exterior, publicaron mensajes referidos a la coyuntura nacional, lo que rompe con su hasta ahora tradición de abstenerse de opinar de política.

Este martes, 4 de mayo, se completaron siete jornadas de protesta contra las políticas del gobierno de Iván Duque, que respondió con despliegue policial y militarización de las ciudades. No obstante, las manifestaciones prosiguieron y causaron el hundimiento de un proyecto de reforma tributaria que ampliaba los impuestos a los sectores populares. También renunció su principal promotor, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla.

Los abusos policiales contra las manifestaciones han sido reportados en las redes sociales, ante lo cual se multiplicaron los mensajes con etiquetas como "#SOSColombia" y la imagen de la bandera nacional manchada de sangre o con sus colores invertidos.

martes, 13 de abril de 2021

Futebol e pandemia: a precarização do trabalho e fragilidade dos clubes brasileiros

Jogadores e funcionários dos pequenos clubes passam fome enquanto rios de dinheiro correm dentro da CBF.



Vitor Rago
A Coluna
 
Criou-se no tempo a ideia de que o futebol seria um mundo a parte – os salários milionários de jogadores e empresários ou a vida de um parça do Neymar podem causar  essa sensação aos desavisados, contudo, os interesses políticos e comerciais das patrocinadoras, das Federações e dos governos são preponderante nas decisões, assim como em qualquer esfera da sociedade. Desde as políticas públicas aplicadas na educação básica até o calendário do futebol brasileiro quem manda é o dinheiro.

Passamos por uma pandemia que afetou o mundo inteiro e com o futebol não foi diferente. Somente na primeira divisão do campeonato brasileiro de 2020 foram mais de 300 pessoas contaminadas, a “bolha” que a CBF alega existir como desculpa para a continuidade dos campeonatos em virtudes dos “rígidos protocolos”, consegue ser facilmente estourada. Os surtos de covid dentro dos times refletem o surto de covid na própria sociedade em que vivemos, o vírus fora de controle não atinge somente a população, mas também jogadores, comissão técnica e funcionários dos clubes.

Os atletas enquanto classe são pouco organizados. Foram obrigados a trabalhar em meio a milhares de morte, expondo seus familiares ao mesmo risco, e também esses mesmos jogadores, quando são infectados possuem seu tempo de recuperação encurtado, visto que quanto mais tempo de recuperação da covid o atleta tiver, maior será o tempo fora dos jogos e provavelmente maior será o tempo de recondicionamento, ou seja, maior será o prejuízo financeiro.

Não são poucos os jogadores que passaram mal em jogos e treinamentos depois de pegarem covid, claramente um atentado a carreira e a própria vida dos atletas. A tese da “gripezinha” que o Palácio do Planalto tentou promover não se comprova na realidade, casos como do Raniel, jovem jogador do Santos, fora dos gramados até hoje em decorrência de uma trombose na perna ou também Raphael Veiga do Palmeiras, que afirmou recentemente ter passado muito mal nos treinamentos em seu período de recuperação da covid em meio a um momento da temporada que mais de 20 atletas do clube estavam infectados. Surtos como esse se repetiram no campeonato brasileiro em todas suas divisões. Do roupeiro ao ponta esquerda.   

Os funcionários dos clubes são menos privilegiados – se não foram demitidos em meio a crise, também não contam com o mesmo protocolo de segurança submetido aos atletas. Apesar de não serem contabilizados de forma precisa, passam de uma centena o número de funcionários de clubes mortos no nosso país. O trabalhador não recebeu a devida atenção em nenhum das esferas de poder no Brasil durante a pandemia, ao passo que o auxílio emergencial não supriu as necessidades reais do povo que muitas vezes fica sem ter o que comer, no futebol o cenário não foi diferente.  

Os técnicos de futebol deixam de ser funcionários, e muitas vezes possuem a idade como fator de risco. No Brasil não foram poucos os casos graves entre os treinadores, como foi com Cuca e Luxemburgo, mas também diversas mortes em divisões inferiores do futebol brasileiro, como o caso de Marcelo Veiga que gerou muita comoção no futebol paulista por suas diversas passagens pelos times do interior.
Os grandes clubes ampliaram suas dívidas durante a pandemia, situação que é ainda mais grave nos times de menor estrutura. Corinthians, Atlético-MG, Botafogo e Cruzeiro já atingiram um bilhão de reais em dívidas, muitas delas com empresários e bancos, mas também trabalhistas.

Como sempre quem sofreu primeiro foram os trabalhadores, mesmo que tenham pouco impacto na folha salarial. Clubes em grave crise financeira como Vasco e Cruzeiro, promoveram demissões em massa nos últimos meses, ao passo que Flamengo e Corinthians são uns dos maiores faturamentos da América Latina, e mesmo assim demitiram vários funcionários ou reduziram seus salários em até 70%, como permitiu a MP 936 editada pelo governo. Times como Internacional, Santos e Sport também demitiram dezenas de funcionários nos últimos meses, já o Palmeiras alega não ter demitido nenhum funcionário durante esse período, sendo o único caso entre os grandes do Brasil.

Nos times de menor estrutura a situação é de calamidade. Até mesmo clubes tradicionais do interior do RS e RJ não possuem dinheiro para manutenção básica do gramado em seus estádios ou para remuneração de seus funcionários, que muitas vezes recebiam apenas um salário mínimo. Jogadores e funcionários dos pequenos clubes passam fome enquanto rios de dinheiro correm dentro da CBF e das Federações, algo assim é o retrato do governo genocida que empurrou milhões de brasileiros para a fome.     

Tanto por parte da CBF como por parte do Governo Federal a necessidade de um auxílio é clara e evidente, o dinheiro que sustenta os privilégios da elite precisam se transformar em recurso para ajudar quem está passando fome. O povo brasileiro precisa de um novo auxílio emergencial com um valor que permita o trabalhador alimentar sua família e não se expor ao vírus e aos transportes lotados, e só assim conseguiremos diminuir as milhares de mortes que estão acontecendo todos os dias no país.