sábado, 30 de abril de 2011

El fútbol también despide con pena al gran Ernesto Sábato

El referente de la literatura argentina y latinoamericana falleció a los 99 años en su casa de Buenos Aires. El novelista y ensayista era confeso hincha de Estudiantes.


Por Ovación Online

Murió Ernesto Sabato, un gran escritor y referente de la literatura argentina y latinoamericana, pero también un confeso hincha de Estudiantes de La Plata. El novelista y ensayista falleció en su casa de Santos Lugares, Buenos Aires, con casi un siglo de vida.

Sabato, autor de la trilogía de novelas El Túnel (1948), Sobre héroes y tumbas (1961) y Abbadón el exterminador (1974) fue un escritor y un ser humano polémico, cruzado por sus propias contradicciones, presentes en algunos de sus personajes literarios.

El emblemático escritor jugó en las divisiones inferiores del Pincha. “No era un virtuoso, hay que aclararlo y aceptarlo, pero iba y volvía y no daba pelota por perdida”, había dicho tiempo atrás. Cuando dejó el deporte se dedicó a las matemáticas y la química, luego, ya en París, se dedicó a escribir.

“Una tarde, al intervalo, la Chancha le decía a Lalín: cruzámela, viejo, que entro y hago gol. Empieza el segundo jastáin, Lalín se la cruza, en efeto, y el negro la agarra, entra y hace gol, tal como se lo había dicho. Volvió Seoane con lo brazo abierto, corriendo hacia Lalín, gritándole: viste, Lalín, viste, y Lalín contestó sí pero yo no me divierto. Ahí tené, si se quiere, todo el problema del fóbal criollo”, relata Sábato en Sobre Héroes y Tumbas recordando a la Chancha Seoane, a Tesorieri y a Tarasconi.

Más sobre el maestro

Ernesto Sabato iba a ser homenajeado el domingo en la 37ª edición de la Feria del Libro que se realiza en el predio de La Rural, con motivo de cumplir 100 años el próximo 24 de junio.

Doctorado en Física, trabajó en el Laboratorio Curie, en París, y abandonó definitivamente la ciencia en 1945 para dedicarse exclusivamente a la literatura.

Sábato fue una figura central en la elaboración del informe sobre los desaparecidos durante la dictadura militar, trabajo encargado por el Gobierno de Raúl Alfonsín a la CONADEP.

Nació en la ciudad de Rojas, provincia de Buenos Aires, en 1911, se doctoró en física en la Universidad de la Plata e inició una prometedora carrera como investigador científico en París, donde fue becado para trabajar en el célebre Laboratorio Curie.