miércoles, 1 de febrero de 2012

“Me hubiera gustado ser espectador”: Bielsa

Athletic de Bilbao venció 2-1 al Mirandés en la ida de la semifinal de copa. Bielsa valoró el triunfo propio y también la fiesta del Mirandés.

Marcelo Bielsa anda por las canchas de cualquier parte del mundo sin olvidarse de los olores y de las voces y de las sensaciones que palpó de chiquitito en las calles de su Rosario natal. Bielsa, el entrenador del Athletic que dio un buen paso hacia la final de la Copa del Rey, sabe también que de poco sirve el fútbol si no logra generar entusiasmos y felicidades colectivas.

“Haber participado de esta fiesta también es un gran recuerdo. Me hubiera gustado ser espectador para disfrutar en plenitud. Pero la institución y la ciudad son un orgullo como expresión de apoyo hacia su equipo. Fue una noche muy muy linda. La condición de entrenador de uno de los participantes quita la tranquilidad necesaria para poder disfrutarlo plenamente pero fue una fiesta”, afirmó el técnico argentino en la conferencia de prensa posterior al encuentro en el que su equipo se impuso por 2 a 1 ante el Mirandés como visitante.

Además de destacar la alegría de los habitantes de Miranda de Ebro por la gran actuación de su cuadro en el torneo más antiguo de España, el exconductor de la selección de Chile se dio tiempo para analizar el desarrollo del partido y, con su habitual sentido profundo de qué está bien y de qué esta mal, expresó: “Me parece que el gol que consiguieron es justo. Tuvimos un primer tiempo de superioridad que no lo pudimos extender en el segundo. Si bien podríamos haber convertido en el segundo tiempo también, ellos tuvieron opciones. Que nos conviertan en el descuento siempre genera una sensación de insatisfacción pero me parece que, en líneas generales, un gol de diferencia en este partido no puede considerarse decididamente injusto”.

Bielsa se fue de la ciudad que lucía de gala para pensar en el desafío ante el Espanyol del sábado y en la revancha del martes contra el Mirandés. Pero antes, volvió a echar una mirada a los ojos de los vecinos que poblaban las tribunas y los bares y las calles, sabiendo que no se puede pretender construir un espectáculo que valga la pena sin sentir qué pasa en el corazón de la gente.

11wsports.com