miércoles, 1 de febrero de 2012

El fútbol se manchó de sangre en Egipto

Graves incidentes en el partido que disputaban los clubes Al Masri y Al Ahly en la ciudad de Port Said, en el norte de Egipto.


Al menos 73 muertos y más de mil heridos es el reporte de las agencias de prensa tras los incidentes de Port Said. Las imágenes del suceso, que le dieron la vuelta al mundo, muestran cómo los hinchas del Al Masri invaden la cancha, tras lo cual se desata la violencia dentro y fuera del estadio.

El diputado Asan al Erian afirmó que los sucesos que derivaron en la tragedia fueron planificados por seguidores de Mubarak.

Los hinchas del Al Alhy son reconocidos por su activa participación en la rebelión popular que provocó el derrocamiento de Mubarak el año pasado. (Ver La revolución de los ultras). Por su parte, al Al Masri se le reconoce por tener afinidad con Mubarak.

El 1ro. de febrero ha sido declarado como el "Día del Mártir" por el Al Ahly, que construirá una estatua en honor de los fallecidos. Varios jugadores anunciaron su retiro tras los sucesos. La liga egipcia fue suspendida indefinidamente.

El fútbol mundial está de luto.