martes, 8 de junio de 2010

Nuestros equipos en el mundial: Corea del Norte


Tras la Segunda Guerra Mundial, Corea, que estaba ocupada por los japoneses, quedó dividida en dos: el norte, liberado por los soviéticos, y el sur, controlado por Estados Unidos. En cada sector se crearon gobiernos que reclamaban la soberanía de todo el país. En el norte, el dirigente comunista Kim Il Sung conformó el Partido de los Trabajadores e inició la construcción del socialismo, mientras que en el sur se estableció el capitalismo, bajo el tutelaje de Estados Unidos. Las tensiones crecieron hasta que se produjo una agresión imperialista sobre el norte y una cruenta guerra de tres años. En 1953 se firmó un armisticio que estableció el paralelo 38 N como límite entre los bandos enfrentados. Al norte se estableció la República Popular Democrática de Corea (RPDC), con un régimen socialista y bajo el liderazgo de Kim Il Sung.

Hoy por hoy la RPDC es una de las pocas naciones que mantienen un sistema socialista, enfrentándose con astucia a un bloqueo económico e informativo, y a la constante amenaza de una agresión de sus principales detractores: Corea del Sur, Estados Unidos y Japón. La República Popular China es su único aliado, y el fútbol es una de las pocas ocasiones que los norcoreanos tienen para proyectarse al mundo.

Regresa la “furia comunista”

Corea del Norte jugará en Sudáfrica 2010, 44 años después de su única participación mundialista, en Inglaterra ‘66. Paradójicamente, los otros clasificados del continente asiático son sus vecinos rivales: Corea del Sur y Japón.

Los norcoreanos reviven con su segunda participación mundialista la historia del equipo "Chollima", nombre de un caballo mitológico que fue adquirido como denominación de la política nacional aplicada en la década de 1960, consistente en superar con fortaleza las adversidades, y resumida en la consigna “Podemos vencer a cualquiera, también a los más fuertes”. El equipo de 1966 se hizo célebre por derrotar a Italia y llegar hasta cuartos de final. Ahora, la "furia comunista" participará del grupo G, denominado por la prensa como “el de la muerte”, en el que enfrentará a rivales de peso como Brasil, Costa de Marfil y Portugal.