martes, 1 de junio de 2010

La Copa Mundial y sus socios insalubres

Millones de niños serán víctimas de campañas de alimentos insalubres durante la Copa Mundial, afirman expertos.

La Federación Internacional del Fútbol Asociado (FIFA) "se anotó un autogol" cuando firmó acuerdos de patrocinio para la Copa Mundial 2010 con compañías que venden productos insalubres, dicen expertos.

El Fondo Mundial para la Investigación del Cáncer (WCRF) critica al organismo regulador de fútbol por asociarse con empresas como Coca Cola, McDonald's y Budweiser.

La organización expresa que este torneo debería ser una oportunidad para promover un estilo de vida activo y sano, principalmente entre los niños.

"Tener a estas empresas como patrocinadores o socios de la Copa Mundial significa que millones de niños serán sujetos a campañas de publicidad de alimentos y bebidas insalubres", señala el WCRF.

Impacto negativo

La organización afirma que la Copa Mundial que se celebrará en Sudáfrica será vista en televisión por cientos de millones de personas, muchos de ellos niños.

"Y nos preocupa la evidencia que muestra que la promoción publicitaria de alimentos y bebidas insalubres, particularmente en televisión, podría ser una causa de la obesidad infantil", dice el Fondo.

La organización publicó un estudio en 2007 -la investigación más amplia que se ha llevado a cabo en el mundo sobre la alimentación, el ejercicio y la prevención de cáncer- que encontró un vínculo entre el riesgo de la enfermedad y el estilo de vida.

Los anunciantes, sin embargo, niegan que los acuerdos de la FIFA puedan tener un impacto negativo en la dieta de los niños.

Las tres compañías son socios o patrocinadores oficiales de la Copa Mundial lo cual les otorga una presencia visible dentro de las canchas de fútbol en carteleras y despliegues digitales.

"No hay duda de que en el combate de la obesidad infantil el fútbol puede ser una fuerza de bien porque es una forma de actividad física accesible a casi toda la gente", afirma la gerente general del Fondo, Teresa Nightingale.

"Estoy segura que muchos niños se verán inspirados por las habilidades de jugadores como Rooney y Messi y tratarán de simularlos en sus jardines o parques locales de la misma forma como sus padres y abuelos una vez trataron de imitar a Maradona y Pelé", añade.

Pero la funcionaria agrega que "es muy desalentador que estas compañías hayan sido elegidas como patrocinadores y socios".

"La FIFA afirma en su sitio web que el patrocinio es una oportunidad para promover marcas en una base global y a nosotros nos gustaría agregar que ha sido un verdadero autogol que la federación haya dado esa oportunidad a compañías que son conocidas por sus productos insalubres", dice Teresa Nightingale.

Guiar con ejemplo

La funcionaria expresa que se debe ser realista y aceptar que los actuales actuales acuerdos de patrocinio ya entraron en vigor.

Pero agrega que una medida que podría impulsar la salud pública en todo el mundo sería que la FIFA mostrara un verdadero liderazgo anunciando que en el futuro no considerará como socios o patrocinadores a compañías que promuevan productos insalubres.

La organización recuerda asimismo que "el presidente de la FIFA, Sepp Blatter, mostró su apoyo a la campaña de Michelle Obama contra la obesidad, diciendo en un comunicado que 'el deporte en general y el fútbol en particular pueden ayudar a combatir esta aflicción".

"El WCRF está pidiendo ahora a la FIFA que apoye estas palabras con acciones firmes en futuros acuerdos de patrocinio", indica.

Según Teresa Nightingale, el Fondo está expresando estas preocupaciones para que los padres estén conscientes del efecto de este tipo de mercadotecnia y promuevan entre sus hijos el consumo de productos sanos, como frutas y verduras.

Los anunciantes, sin embargo, niegan que este tipo de promoción tenga un impacto negativo en la dieta de los niños.

"Los estudios del gobierno (británico) sugieren que, como mucho, los anuncios publicitarios tienen un impacto marginal en la dieta general de un niño", afirma Ian Barber, director de comunicaciones de la Asociación de Publicidad del Reino Unido.

"Así que estos comentarios tienen el riesgo de desviar la atención del problema principal", señala.

"Sin patrocinio tendríamos menos eventos que inspiran a los jóvenes, como la Copa Mundial, además de la gran cantidad de programas financiados con publicidad cuyo objetivo es mantener a los niños activos y sanos", agrega Barber.

El funcionario agrega que "si estamos tratando seriamente de mejorar la salud infantil, necesitamos encontrar más formas de ayudar a los niños a mantener un estilo de vida correcto y dedicar menos tiempo a la retórica bien intencionada pero a menudo mal dirigida y pobremente probada".

La FIFA por su parte afirma que organiza proyectos basados en la popularidad del fútbol para concientizar y combatir los problemas de salud pública más urgentes.

BBC Mundo.com