lunes, 8 de marzo de 2010

Cine y fútbol: "El secreto de sus ojos"

Por Pablo Aro Geraldes

"El secreto de sus ojos", la película argentina que esta noche ganó el Oscar al mejor film en lengua no inglesa, tiene una escena memorable, rodada en el estadio de Huracán, en Buenos Aires:


La película dirigida por Juan José Campanella sobre guión de Eduardo Sacheri es una obra maestra del cine y esta escena demuestra una calidad digna de las mejores tomas de Hollywood: el plano secuencia es impecable. El detalle de las vestimentas de los jugadores (a mediados de los '70) y hasta el relato de José María Muñoz en una imitación impecable de Jorge Troiani.

"El tipo puede cambiar de todo, de cara, de casa de familia, de novia, de religión, de Dios, pero hay una cosa que no puede cambiar: no puede cambiar de pasión", le dice Sandoval, el personaje que encarna Guillermo Francella, a Benjamín Espósito (Ricardo Darín), cuando piensan la forma de dar con un asesino. Allí es cuando saben de su afición por Racing y deciden buscarlo en la tribuna, entre los hinchas en un partido entre Huracán y La Academia.

Imperdible.