lunes, 30 de junio de 2014

Alemania-Argelia, 32 años después del pacto de la vergüenza

Los árabes no olvidan el arreglo entre Alemania y Austria que los dejó fuera del Mundial de España '82

El 16 de junio de 1982, Argelia venció 2-1 a Alemania Occidental

El Alemania-Argelia se presenta como uno de los choques más desiguales de los octavos de final del Mundial de Brasil. Pero la historia le pone un gran aliciente al partido.

El 16 de junio de 1982, Argelia sorprendió al mundo con una victoria inimaginable sobre Alemania, que en su estreno en el Mundial de España perdió 1-2 ante el conjunto africano en una de las mayores sorpresas de la historia de la Copa del Mundo.

Aquel día, los Zorros del Desierto firmaron una gesta que sólo ha conseguido igualar 32 años después el equipo de dirige el bosnio Vahid Halilhodzic, que ha conducido a la Argelia del siglo XXI hacia los octavos de final por primera vez en su historia.

Ahora, se verá las caras ante Alemania y la memoria del cuadro árabe no puede evitar rememorar un día inigualable y de paso vengar el llamado Pacto de Gijón entre germanos y austríacos que los eliminó del torneo.

Argelia quedó encuadrada en el Mundial de España en el grupo C junto a Alemania, Austria y Chile. A priori, era la selección más débil y parecía condenada a una eliminación temprana que evitaría su pase a una segunda fase de grupos. Sin embargo, acabó luchando hasta el final y sólo se quedó fuera por un nefasto pacto entre germanos y austríacos.

Hazaña en El Molinón

Antes, Argelia había vencido a Alemania en el estadio de El Molinón del Sporting de Gijón. Con un fútbol alegre y combativo, puso contra las cuerdas a uno de los mejores equipos del Mundial. Dos momentos concretos de aquel duelo son muy recordados en Argelia.

Fueron los dos goles que hicieron vibrar a todo un país. Los dos llegaron en la segunda parte. El primero, lo marcó Rabah Madjer, uno de los mejores futbolistas de la historia de Argelia. En el minuto 58, hizo el primero de su equipo para conseguir su segundo tanto más importante de su carrera tras el que marcó de tacón con el Oporto en la final de la Copa de Europa de 1987. Aquel fue su otro gran momento deportivo.

Empató Karl-Heinz Rummenige, pero un minuto después fue Lakhdar Belloumi quien hizo el segundo para dar la victoria a Argelia. Fueron momentos inolvidables que todavía recuerdan ambos.

"Pasamos a la historia del fútbol de Argelia en nuestro debut. Fue un partido difícil porque los alemanes eran poderosos, pero peleamos duro e hicimos una actuación memorable. Después de diez pases rápidos me llegó el balón y poco después del empate alemán, batí a Schumacher, uno de los mejores porteros del mundo en ese momento", recordó Belloumi en una entrevista concedida a la FIFA.

¿Habrá revancha?

Madjer, por su parte, afirmó que para él fue "un gran honor" haber logrado el primer gol de Argelia en la historia de los mundiales de fútbol. Y, ahora, espera que sus compatriotas vuelvan a hacer una gesta parecida en Porto Alegre, ciudad donde se repetirá el mismo partido 32 dos años después, aunque esta vez en octavos de final.

"¿Por qué no puede haber sorpresa? Nuestra victoria es una fuente de motivación para los jugadores. Alemania tiene un equipo fuerte, pero el fútbol y la lógica no siempre van de la mano", apuntó Madjer.

"Tienen su lugar en la historia al igual que lo hicimos en 1982. Esta nueva generación de oro del 2014 ha llegado a la segunda ronda y los nombres de los jugadores serán recordados para siempre", agregó Belloumi.

Después de aquel encuentro en el que vencieron a la gran Alemania, Argelia perdió contra Austria 2-0. En la última jornada, ganaron a Chile 3-2, pero fue insuficiente por culpa del pacto de El Molinón, en el que germanos y austríacos firmaron el único resultado que clasificaba a ambos y eliminaba a los africanos: el 1-0.


Fue un encuentro bochornoso. Alemania, tras marcar su gol a los diez minutos, dejó de jugar. Austria tampoco hizo nada y Argelia se quedó fuera.

Ahora, 32 años después de la gesta argelina contra Alemania, la nueva generación de oro de los Zorros del Desierto espera repetir la hazaña de sus mayores y cerrar la ofensa germana por la que todo un país clama venganza.

Con información de EFE