jueves, 24 de febrero de 2011

Vecinos de El Alto, en Bolivia, toman de rehén a equipo de fútbol porque vetaron su estadio

Los habitantes de El Alto reaccionaron así porque les quitaron el fútbol en su ciudad.


Los jugadores del equipo profesional boliviano La Paz F.C. estuvieron secuestrados, la noche del martes (22 de febrero), unas siete horas por vecinos de la ciudad de El Alto, que piden a los dirigentes del fútbol local que no veten los partidos de primera división en su estadio, informó hoy el presidente del club, Mauricio González.

Residentes del barrio en el que está el estadio Los Andes, a más de 4.000 metros sobre el nivel del mar, tomaron como rehenes a más de cuarenta futbolistas, dirigentes y asistentes del equipo, cuando terminaban un entrenamiento, y los liberaron cerca de la medianoche por mediación de las autoridades locales.

González dijo que los vecinos reaccionaron de esa manera, porque se sentían "frustrados" ante la decisión de la Liga de vetar en esa ciudad el partido entre La Paz F.C. y el San José, pese a que ya se habían jugado en el mismo escenario otros dos encuentros, sin ningún problema.

El Alto, la segunda ciudad en población de Bolivia, con más de un millón de habitantes, no tenía un equipo propio en la liga hasta que La Paz F.C. decidió representarla este año.

Los dirigentes de la Liga de Fútbol Profesional Boliviano (LPFB) vetaron el estadio de esa ciudad aledaña a La Paz, porque un informe policial indica que "no reúne las condiciones de seguridad necesarias". "El Alto está sufriendo una discriminación de la LFPB al no autorizar el partido de La Paz F.C. con San José (de Oruro) que debía jugarse hoy en el estadio de El Alto. No es justo", dijo Roberto Aguilar, dirigente de las Juntas Vecinales de esa ciudad.

El alcalde de El Alto, Edgar Patana, anunció que el presidente boliviano, Evo Morales, le prometió ayer mismo que El Alto tendrá en breve un estadio con todas las condiciones reglamentarias para ser escenario de los partidos de la Liga.

"Es una pena que la LFPB no reconozca todo el esfuerzo que está haciendo El Alto para tener un estadio en buenas condiciones, y lamentó el informe de seguridad que remitió la Policía para que haya un veto", agregó.

Otro informe policial logró anoche que la Liga dé marcha atrás en su decisión inicial de vetar el escenario deportivo, por lo que los próximos encuentros volverán a disputarse en El Alto, indicó el dirigente González.

El duelo entre La Paz F.C. y San José programado para esta noche se disputará en el estadio paceño Hernando Siles.

De población aimara, la etnia andina de Morales, El Alto ha sido escenario de algunas de las protestas sociales más violentas de la historia de Bolivia, incluidas las que derrocaron en 2003 al entonces presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, actualmente refugiado en Estados Unidos.

EFE