viernes, 25 de febrero de 2011

Setenta años de la fuerza de un pueblo


Por Orlando Buitrago Cruz

El 28 de febrero de 1941 en el teatro Lux, hoy convertido en parqueadero, se estrenaba con bombos y platillos la película “Los soldados mandan”, una comedia elegante, retozona y regocijada que mostraba a la juventud norteamericana tal cual era: alegre, intrascendente, robusta y jovial. Uno de los protagonistas era el joven actor Ronald Reagan, quien décadas después sería presidente de los Estados Unidos.

Mientras tanto, a pocas cuadras del Lux, al borde de la Plazoleta del Rosario, en las mesas del Café Rhin, hoy Café Pasaje, un grupo de estudiantes del Gimnasio Moderno plasmaba la primera página de otra historia que sería mucho más regocijada y trascendente que la protagonizada por Reagan: escribieron el acta de fundación de Santa Fe.

Esa misma semana, Jorge Eliecer Gaitán, futuro hincha ilustre de ‘Expreso’, cautivaba con su oratoria en un ciclo de conferencias en el “Teatro Municipal” de Bogotá, y se transformaba en “La fuerza de un pueblo”, tal como lo es hoy el cuadro “cardenal”.

Las siete décadas de gloria están enmarcadas por diversas anécdotas; ¿sabías que el primer gol santafereño, fue a su vez el primer autogol en la historia del campeonato colombiano?: Rodolfo Sarria del Deportes Caldas la anidó en su propio marco. Eso ocurrió en Manizales el domingo 14 de agosto de 1948, cuando se jugó la primera fecha del campeonato, el juego terminó 1-1.

Ese fue el punto de partida de una historia que como tal, no es ajena a las risas, lagrimas, curiosidades y anécdotas.

La “Chiva” escogió al León

En 1974, Guillermo “La Chiva” Cortés, presidente de aquel Santa Fe, pensó que el cuadro rojo debería tener una mascota. Después de revisar el perfil de todo el reino animal, se optó por el rey: el león.

Del zoológico de Pereira trajeron a un cachorro al que por nombre se le puso “Monaguillo”, y saltaba a la cancha en brazos del defensa Rafael Pacheco. Durante algunos años el León estuvo enjaulado en uno de los antejardines de la sede de Santa Fe, por aquel entonces en el barrio Teusaquillo, hasta cuando por una acción legal tuvieron que enviarlo al zoológico de Santa Cruz.

A ritmo de cumbia

En 1971, por iniciativa de hinchas ilustres como Yamit Amat, Santa Fe se fijó como meta marcar cien goles durante la temporada. Parte de la campaña fue el lanzamiento de “La cumbia de los cien goles”, interpretada por Gabriel Romero con la agrupación Black Stars. El tema prensado en un disco de acetato de 45 revoluciones por minuto, se vendió a la par con la música de los cantantes furor de la época.



Pues bien, al son de la cumbia, el expreso rojo marcó 103 goles, y de paso logró su quinta estrella.

Los hombres récord

Gabriel Ochoa, es el único técnico colombiano que ha sido campeón con Santa Fe (1966). Los demás títulos rojos han sido bajo la conducción de timoneles extranjeros: el peruano Carrillo en 1948, el argentino Julio Tocker en 1958 y 1960, el Serbio Vladimir Popovic en 1971 y el chileno Francisco Hormazábal en 1975.

Dos jugadores lograron tres títulos con el cuadro rojo: Carlos Aponte (1958, 1960 y 1966) y Alfonso “El Maestro” Cañón (1966, 1971 y 1975).


Cañón, además, es el máximo artillero de Santa Fe, pero más allá de sus goles es considerado el mejor jugador “Cardenal” de todos los tiempos. Fue un volante creativo de esos que hacen del fútbol, arte.

Las familias Cañón y Díaz son las que más jugadores le han aportado a Santa Fe (tres cada una): Además de Alfonso Cañón, jugaron en Santa Fe, su hermano Miguel, y su hijo Alfonso.

Los dos hijos de Ernesto Díaz formaron parte de la nómina roja, después de regresar de Bélgica en donde se formaron como futbolistas.

El equipo soñado

El Santa Fe de 1960, es según las encuestas, el mejor de todos tiempos. El ramillete de astros dirigidos por “El filósofo” Julio Tocker, lo integraban entre otros: Leonardo Bevilacqua, Juan Montero, Hernando Tovar, Carlos Rodríguez, Carlos Aponte, Ricardo Campana, Miguel Resnik, Oswaldo Panzutto, Alberto Perazzo y Héctor “El Zipa” González.

En 1961, ese equipo llegó con Palmeiras de Brasil a la semifinal de la Copa campeones de América (hoy Copa Libertadores), y Panzutto fue el goleador del certamen.

Feliz cumpleaños

Haría falta un libro para plasmar en detalle la epopeya roja, este ha sido simplemente una pincelada para la tertulia de la fiesta.

Un abrazo grande para toda la comunidad “Cardenal”, que con fidelidad a toda prueba no para de amar a su Santafecitolindo, a pesar de los 35 años de espera. ¿Será que el 7 que antecede al cero, es presagio de la séptima? Ojalá así sea, sería la mejor manera de celebrar los 70 años de la fuerza de un pueblo.