miércoles, 2 de febrero de 2011

Feministas ucranianas protestan contra medidas por Eurocopa 2012

Pertecen al movimiento Femen, creado en 2008 y que se moviliza en torno a problemáticas del papel de la mujer en la sociedad. En días pasados iniciaron una campaña contra el turismo sexual, y ahora se oponen al proyecto que prohíbe tender ropa o acumular objetos en los balcones de las casas durante la Eurocopa.


Por Diana Magnay
CNN

"Nuestro Dios es mujer, nuestra misión es protestar, nuestras armas son los pechos desnudos". Éste es el tipo de eslogan político que está destinado a captar la atención, sobre todo cuando quienes lo cantan son docenas de mujeres topless -desnudas de la cintura hacia arriba- sosteniendo carteles de la campaña. Ellas son miembros de Femen, un grupo de activistas de Ucrania que protestan por diversas causas. Son jóvenes que creen que la mejor manera de hacerse escuchar es a través de mostrar sus torsos desnudos. "Nuestro objetivo es movilizar a las mujeres ucranianas que desean involucrarse en la sociedad y la política", explica Anna Gutsol, de 26 años y líder de Femen.


"Pensamos que debíamos crear una organización donde las jóvenes pudieran venir y ayudar a otras como ellas y apoyar a la sociedad. Y el formato que escogimos es esta brillante y extremadamente sexy forma de presentarnos a nosotras mismas".

Gutsol procede del negocio del teatro y sabe cómo crear un espectáculo. En el centro de Kiev, el café de Femen es usado como su base. Ahí hay una "pared de la fama" dedicada a la cobertura internacional que este movimiento ha recibido desde su lanzamiento, en el verano de 2008. Entre los artículos expuestos están los publicados por el diario alemán Der Spiegel; The Sun, de Gran Bretaña, y el Washington Post de Estados Unidos.

Para un movimiento joven con cerca de 300 activistas, Femen ha tenido logros que están por encima de su capacidad.

"Lo que hacemos es obtener cobertura mediática tanto de Ucrania como internacional, que muestra que las autoridades tienen miedo de ver pechos desnudos", dice Gutsol. "El hecho de que están tratando de arrestarnos y no nos dejen desnudarnos lo confirma".


Cuando se formó, Femen inició una campaña contra el turismo sexual. Ahora, su agenda en más amplia.

Una mañana de diciembre, con una temperatura de congelador, un grupo de activistas de Femen estuvo fuera del edificio del Parlamento. Su número fue ampliamente superado por los fotógrafos y camarógrafos. Fue un día después de que el presidente Viktor Yanukovich nombró a su nuevo gabinete. Todos sus integrantes son varones.

"Este gabinete es como un baño de hombres", gritan las jóvenes de Femen, mientras sostienen botellas de agua en sus ingles y simulan que son varones en un urinario. Las activistas, sin embargo, no se despojan de sus chaquetas. El termómetro marca -7 grados centígrados en el exterior.

Gutsol quiere que Femen tenga representación en el Parlamento y no tiene miedo a abordar esta cuestión más allá de las fronteras de Ucrania. "Kremlin, déjanos en paz", es parte del manifiesto político de Femen. En noviembre del año pasado, las activistas protestaron desnudas contra la muerte por lapidación de una mujer iraní acusada de cometer adulterio. "Tenemos una gran cobertura y un montón de cartas de Irán agradeciéndonos por nuestro apoyo", dice Gutsol. "No tengo consejos para las mujeres de otras culturas sobre cómo deben protestar, pero una cosa que sabemos con certeza es que deben elevar su voz".

Publicado originalmente el 21 de enero de 2011.