jueves, 30 de septiembre de 2010

Una "selección" de futbolistas entra en el juego político brasileño

Una "selección" de futbolistas que se apoyan en su fama para aspirar a cargos en los órganos legislativos brasileños ha entrado en el juego político para las elecciones del próximo domingo, en las que también se elegirá al presidente de la república y los gobernadores.

En su mayoría los candidatos a diputado federal y regional vinculados al mundo deportivo son futbolistas retirados, como los consagrados Romario y Bebeto, pero también hay dos jugadores en activo, el delantero Tulio Maravilha y el portero Harlei, así como deportistas de otras disciplinas.

Si el Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil tuviera que armar una selección de fútbol con los candidatos podría alinear a los ex porteros Joao Leite, que integró la selección brasileña en los años '80; Rafael Cammarota, ex jugador del Corinthians, y Danrlei, campeón de la Copa Libertadores de 1995 con el Gremio de Porto Alegre, además de Harlei, actual titular del arco del Goiás.

Para la defensa podría llamar a Jorge Valença, que jugó en el Atlético Mineiro; Cassiá (ex Internacional de Porto Alegre) y Mauro Rezende (ex Olaría), que también integran la lista de nuevos políticos vinculados al mundo del fútbol.

A ellos se unen los centrocampistas Vampeta, campeón con Brasil en el Mundial de 2002; Adilio, ex Flamengo; Marcelinho Carioca y Dinei, que fueron ídolos del Corinthians; Ademir da Guía, figura histórica del Palmeiras; Luiz Fumanchú, ex jugador del Santa Cruz y Sport Recife; Geovani, ex jugador del Vasco da Gama, y Deley, ex Fluminense.

El ataque de lujo en estas elecciones lo podrían integrar Romario y Bebeto, campeones con Brasil en el Mundial de Estados Unidos 1994, quienes en una hipotética selección de futbolistas-políticos tendrían como suplente a Tulio Maravilha, un artillero que a sus 41 años sigue activo en el modesto Botafogo de Brasilia de la cuarta división.

Otros delanteros que podrían entrar en esa plantilla serían Robgol, que fue artillero del Paysandú; Marques, muy recordado en el Atlético Mineiro y el legendario Roberto Dinamite, ex jugador de la selección brasileña y del Vasco da Gama, club que preside actualmente, y que aspira a ser reelegido como diputado a la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro.

De todos ellos, Danrlei, Vampeta, Adilio, Marcelinho Carioca, Romario y Luiz Fumanchú buscan un escaño en la Cámara de Diputados, mientras que el resto disputa asientos en las asambleas regionales.

Entre los aspirantes no faltan entrenadores como Ze María, que fue técnico del Corinthians, y Valdir Espinoza, que dirigió al Vasco da Gama y el Fluminense entre otros clubes y que quieren llegar a las asambleas regionales de Sao Paulo y Río de Janeiro, respectivamente.

"En todos los países las llamadas 'celebridades' son invitadas a participar de la vida política y Brasil no es ajeno a eso, pero en el caso del fútbol, que es una marca registrada del pueblo brasileño y con tanta o más fuerza que otras manifestaciones, la relación se hace inevitable", explicó a Efe el sociólogo Carlos Adao Nunes.

Recordando la Democracia Corinthiana

Un ejemplo de ello es la "Democracia corinthiana", un movimiento liderado en los años ochenta por el entonces mundialista Sócrates para que los jugadores tuvieran más participación en las decisiones del club Corinthians.

Ese movimiento se sumó después a la campaña por elecciones directas a la Presidencia de la república en momentos en que el país estaba bajo la dictadura militar que gobernó de 1964 a 1985.

Desde el regreso de la democracia, en 1985, han paso por la vida política del país, en diferentes cargos, personajes del fútbol, que van desde el excéntrico Biro Biro, ex centrocampista del Corinthians que luego fue concejal de Sao Paulo, hasta Pelé, que fue ministro de Deportes en el Gobierno de Fernando Henrique Cardoso.

Otros personajes del deporte nacional que también buscan un lugar en la política son los ex campeones mundiales de boxeo Maguila Rodrigues y Acelino "Popó" Freitas, la ex nadadora Rebeca Gusmao, el campeón mundial de "kickboxing" Paulo Zorello y la maratonista María Zeferina Baldaia.

EFE