lunes, 6 de septiembre de 2010

JuanMa y su equipo: listos para meternos todos los goles

Por Stephanía Pinzón
El Turbión

Goleados, como debe ser...


Se me pasó por alto un detalle hace un par de semanas en “¡Hundidos como debe ser!”. En realidad, aún me eran desconocidos los sueños más oscuros del pequeño JuanMa: él, como buen niño colombiano, quería ser futbolista, no político.

Pasaron los años y la fijación de JuanMa con el fútbol al parecer se acabó, aunque esta frustración infantil y juvenil quedó escondida en lo más profundo de su subconsciente y afloró de nuevo cuando presentó a su gabinete, diciendo que “este equipo supera al Real Madrid y va a meter muchos goles”.

El equipo:

Como volante de derecha, JuanMa eligió a Germán Vargas Lleras, nuevo ministro del Interior y de Justicia. Este cachaco es una joven promesa que inició su carrera política con tan sólo 19 años, cuando fue elegido concejal en Cajamarca. Claro está que todos sus logros los ha alcanzado por mérito propio, no han tenido nada que ver con el hecho de ser el nieto del expresidente Carlos Lleras Restrepo.

Como es bien sabido, la labor del volante es coordinar el juego entre las propias líneas y asistirlas en caso de ser necesario, además de confundir a las líneas contrarias y ponerlas a jugar para el propio bando. A lo largo de su vida, Germán Vargas se ha fogueado con mucha frecuencia en este papel y ha logrado jugadas maestras, como la fusión de su partido Colombia Siempre con Cambio Radical en 2003, que convertiría a este último en uno de los conjuntos con más representación en la Cámara y el Senado, así como su primera labor como titular en el combinado de Santos, es decir, la búsqueda de un “buen ambiente” en la cancha con la Corte Suprema de Justicia.

Como volante para cubrir la margen izquierda quedó designada María Angélica Holguín, nueva ministra de Relaciones Exteriores, por su experiencia en la Embajada de Venezuela.

Juan Carlos Echeverri, el nuevo ministro de Hacienda y Crédito Público, fue seleccionado volante de centro. De tradición conservadora y siempre velando por la unidad de la familia, este elemento en el campo de juego genera precisamente unidad entre los demás volantes. Es un jugador de plena confianza para el técnico JuanMa desde que compartieron gabinete y, según ellos, sacaron al país de la peor crisis que había vivido Colombia, por allá en el gobierno de Pastrana.

El ministro de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, Diego Molano, reconocido ingeniero y especialista en comunicaciones con vasta experiencia en el sector privado, se despeñará como zaguero, para avisar al portero cuando haya peligro. Definitivamente, su presencia favorecerá las jugadas de algún gigante en su cancha y tal vez sea fundamental para saber la táctica del equipo contrario.

Juan Camilo Restrepo Salazar, ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, se desempeñará como lateral derecho. Este reconocido conservador, con vasta experiencia en el campo de juego, estuvo a punto de renunciar a su equipo cuando la mayoría de sus miembros decidieron apoyar a Álvaro Uribe Vélez, lo que demuestra que este lateral no se amarra a las 'deposiciones' de los directores técnicos, aunque el ser tan voluntarioso puede llegar a representar un problema para JuanMa a la hora del juego.

El ministro de Transporte, Germán Cardona Gutiérrez, será el lateral izquierdo y, sin duda, su experiencia será invaluable: en lo único que parece poseer conocimientos es en el fútbol, pues fue presidente del Once Caldas en dos oportunidades. Al contrario del lateral derecho, éste sí es realmente un hombre de confianza para JuanMa, al haber trabajado como zar anticorrupción en el gobierno de Uribe y por ser el presidente de la Fundación Buen Gobierno, que bautizó profusamente como homenaje al ejemplo de su anterior director técnico.

Carlos Rodado Noriega, ministro de Minas y Energía, será delantero extremo derecho y parte fundamental en el juego de este seleccionado, pues es quien mete los goles: de él dependerán los contratos para la explotación indiscriminada de los recursos naturales del país, un tema que el director técnico considera muy importante para la “agenda del país”. Su procedencia conservadora y haber sido jefe de debate de la campaña de JuanMa lo convierte en un hombre clave en este combinado.

Rodrigo Rivera, ministro de Defensa, jugará como portero. Un hombre versátil, listo hasta para tapar lo que sucede detrás de la cancha y con la extraña habilidad para defender el arco propio y, al mismo tiempo, atacar el del equipo contrario. Mano derecha del gobierno anterior, al ser conocido como el súper héroe 'Referendito', ha demostrado que es un buen muchacho a pesar de sus altercados del pasado con JuanMa.

El ministro de Protección Social, Mauricio Santamaría Salamanca, fue seleccionado como segundo delantero extremo derecho. Ya ha trabajado con JuanMa en el equipo económico, fue asesor del Banco Mundial, asesor del Consejero Presidencial para Asuntos Internacionales e investigador del Banco Interamericano de Desarrollo. Otro gran creador de goles. Y muy seguramente nos los va a meter todos en temas como la reforma a la salud.

Sergio Díaz-Granados, ministro de Comercio, Industria y Turismo, ocupará la posición de delantero y será el gran goleador, el número diez del equipo. Al haber sido viceministro de Desarrollo en el gobierno de Uribe, presidente de la Asociacion Colombiana de Agencias de Viajes y Turismo (Anato) y poseer tan vasta experiencia en la negociación del TLC con Estados Unidos, todo hace esperar que, con un equipo de tales cualidades, la goleada que le van a pegar al país sea monumental.

Pero, ¿qué es un equipo de fútbol sin porristas?

Mariana Garcés Córdoba, ministra de Cultura, es la capitana de las porristas, por ser la más experimentada del grupo. Por su trayectoria en el campo artístico, los colombianos esperan ver maravillosos espectáculos en los intermedios, aunque se lamenten porque la cultura y el deporte no puedan ir de la mano, debido a la imposibilidad de Clopatofsky para hacer maromas en el aire.

La coordinadora del grupo de animadoras y quien recoge la plata para los uniformes de sus compañeras será María Fernanda Campo, quien está a cargo de la cartera de Educación Nacional, aunque no tiene ninguna experiencia en esta área y sí bastante en el sector privado, lo que hace esperar que quiera marcar goles por su cuenta en la formación que reciben los estudiantes para que ganen el partido las grandes empresas.

La ministra de Medio Ambiente, Sandra Bessudo Lion, es tal vez la más observada por ojo masculino en los intermedios. Para elegirla en tan importante labor, JuanMa no tuvo en cuenta que fuera la hija de Jean Claude Bessudo, uno de los grandes empresarios del turismo, dueño de Aviatur y beneficiario de la gran mayoría de las concesiones de parques naturales en el país sino su gran amistad con Pirry.

Una porrista a destacar es Beatriz Uribe, quien dirigirá las riendas en el sector Vivienda tras haber sido la mano derecha del principal seguidor de Álvaro Uribe Vélez y viceministra de Vivienda en el periodo anterior. Obviamente, ella es quien pone la casa para los ensayos.

Es cierto, uds. ya lo habrán notado: la formación de este equipo no tendrá prácticamente ninguna novedad. La mayoría de los ministros jugadores son del Partido Conservador y hasta salidos unos de la selección de Pastrana, la peor de la historia del balompié político nacional según el técnico anterior, y el eclecticismo futbolero de JuanMa los ha juntado con algunos de los principales pupilos de Álvaro Uribe Vélez. Ante tan difícil juego en equipo, ya algunos se preguntan quién será el que meta los goles cuando se repartan los poderes en Colombia.