viernes, 6 de noviembre de 2009

Extremadura: Una expedición llevará material deportivo y escolar a los saharauis

Por Javier Sánchez Pablos

Brigada de solidaridad en campamentos de refugiados saharauis. Foto: David Márquez

La Asociación Amigos del Pueblo Saharaui de la comarca de Trujillo (Cáceres) pondrá una sonrisa a los niños de los campamentos de Tinduff, con los proyectos ya iniciados en aquella zona. Una expedición del colectivo, formada por unas 15 personas, estará durante una semana, en diciembre, conviviendo con niños y mayores en el Sahara.

Uno de esos proyectos que tendrá continuación será el lúdico-deportivo. Con la colaboración del Club Fútbol Trujillo, los amigos del pueblo saharauí entregarán material deportivo a colegios de Tinduff. De este modo, se potenciarán los equipos de voleibol femenino y de fútbol masculino que crearon los trujillanos durante su estancia el año pasado. En aquel viaje, la asociación ya entregó un cargamento formado por porterías, ropa deportiva y botas de fútbol, así como balones, entre otro material.

«Nuestra intención, siempre, es poner una sonrisa a esos pequeños, por lo menos, durante una semana», señala una de las responsables, Lourdes Robles. También entregarán material escolar a centros educativos.

Talleres

En el nuevo viaje, se realizarán talleres y juegos con los más pequeños para «darles una alternativa para ocupar parte del tiempo libre que tienen». La asociación también tendrá otros cometidos durante su próxima estancia en los campamentos saharauis. Uno de ellos es el de revisar el material médico instalado en el hospital de Rabuni procedente del antiguo centro de salud. Además, analizará otras necesidades. Esta labor se unirá al inicio de las gestiones para que puedan volver a la comarca, al menos, los mismos niños saharauis que estuvieron en el último verano.

Otra de las responsables de la asociación, Paqui Lozano, recuerda que, para algunas familias, el principal objetivo del viaje es convivir con los niños que acogieron durante julio y agosto, así como con sus familias. Añade que las personas que quieran ver la realidad de esos campamentos pueden viajar en la expedición.