lunes, 2 de noviembre de 2009

Evo Morales: contra el veto a la altura y por el deporte boliviano

El presidente boliviano se reunió con representantes de la FIFA para conversar no sólo sobre el veto a realizar partidos en altura, donde se ven afectados algunos países andinos, sino también para examinar la crisis por la que atraviesa el fútbol de esta nación suramericana.

Por Telesur

El presidente boliviano, Evo Morales, se declaró este lunes defensor ante la Federación Internacional de Fútbol Asociados (FIFA), para respaldar la lucha de Bolivia contra la prohibición que se quiere imponer a la realización de partidos internacionales en ciudades que superen los dos mil 500 metros de altura sobre el nivel del mar.

El mandatario se reunió desde la 07:00 horas locales (11:00 GMT) con una delegación de la FIFA en el Palacio de Gobierno, donde además de tratar el tema de la altura, examinaron la crisis por la que el fútbol boliviano está atravesando.

"Yo voy a ser defensor de la FIFA, defensor de sus principios filosóficos que plantea en sus estatutos que el fútbol es universal, que el fútbol no discrimina", expresó el mandatario.

Morales indicó que la FIFA no puede pensar en vetar la altura cuando sus principios le ordenan que no exista discriminación sino universalidad. "Yo creo que este tema debe estar cerrado, no retomarlo", subrayó.

El madatario boliviano expresó estar dispuesto a demostrar, basándose a estudios científicos, que no es en la altura donde más vidas se pierden por practicar el fútbol y el deporte en general.

En otro orden de ideas, el jefe de Estado, informó que la FIFA estará dispuesta a ayudar a mejorar el fútbol boliviano. "Significa seguramente cambiar las estructuras", señaló al referirse a la actuación que realizó la selección de su país durante las eliminatorias al Mundial Sudáfrica 2010.

Explicó el mandatario que durante décadas los gobiernos no fomentaron el deporte y que "con justa razón" las empresas privadas se vieron campos deportivos sustituyendo al Estado.

"Ahora ya no. Quiero decirles que hasta ahora sólo con el programa 'Bolivia cambia, Evo cumple' hemos invertido más de 50 millones de dólares, con el único objetivo de que el deporte sea un derecho humano", agregó.

El fútbol boliviano tuvo su peor temporada este año tras haber sido el primer equipo eliminado de la clasificación para el Mundial de Sudafrica 2010. Éste hecho levantó gran descontento en los jugadores de la oncena boliviana por lo que luego redactaron varias exigencias que tenían que cumplirse a cambio de continuar jugando para su país.