domingo, 9 de agosto de 2009

Argentina: se rompe monopolio y la televisación del futbol será gratuita

Grupo Clarín sale en arremetida

Por Agencia Matriz del Sur

En las próximas horas se oficializará la decisión de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) de permitir la televisación gratuita del futbol.

El contrato que une desde hace 18 años a la entidad con Televisión Satelital Codificada (TSC), que pertenece al Grupo Clarín, quedará rescindido y pasará la próxima semana al canal estatal 7 quien pasaría a tener prioridad para la transmisión de los partidos.

El conflicto generado por el monopolio televisivo Clarín tiene en este momento paralizada a toda la actividad de los torneos del fútbol argentino.

El presidente de la AFA, Julio Grondona, le reclamaba al Grupo monopólico Clarín un aporte mayor de dinero por televisar el fútbol más allá de los 268 millones de pesos anuales que cobra actualmente, mientras que el multimedio dice haber un contrato debidamente firmado que se cumple al pie de la letra y que no hay motivos para aumentar la cifra del acuerdo.

Mientras tanto, los clubes del fútbol argentino se manifestaron en sintonía con el titular de la AFA en las reuniones que realiza el Comité Ejecutivo de la entidad periódicamente.

Por su parte, el grupo accionista de capitales norteamericanos, Torneos y Competencias (TyC), quien es el principal afectado por la medida, convocó para el martes a una reunión a los presidentes de todos los clubes para intentar convencerlos de que lo que propone Grondona es “un error”.

Como salida al conflicto, el Gobierno argentino se hará cargo de unos 500 millones de pesos anuales para la televisación del fútbol a través de Canal 7 y el canal Encuentro.

El Grupo Clarín es la mayor empresa de medios del país y tiene como uno de sus pilares al monopolio de la televisación del fútbol.

El grupo ha lanzado una arremetida mediática nacional y mundial (lo llaman pacto Kirchner-Grondona) para criticar e intentar retomar el control de la televisación codificada por cable, por el cual los aficionados al popular deporte deben abonar un plus adicional para ver los partidos.

Esta decisión permitirá que la población pueda acceder a la televisación del principal deporte nacional de manera libre y gratuita.