miércoles, 1 de julio de 2009

Equipos rebeldes: Belfast Celtic (Irlanda del Norte)

http://www.donegalassoc-csc.net/badge.jpg

Hoy voy a comentar algo sobre la historia del Belfast Celtic. Para ello voy a hacer uso de un estupendo y completo texto que repasa lo que fue este equipo. El texto es de Iker Merodio Urbaneja, investigador del gobierno vasco en el departamento de Periodismo de la UPV/EHU. Actualmente trabaja en su tesis doctoral sobre comunicación de conflicto y escribe comentarios sobre actualidad política en Deia desde Belfast, Irlanda del Norte, donde se encuentra haciendo una estancia de investigación en el Institute of Irish Studies de la Queen’s University, al cual agradecemos que nos permita reproducir este texto aquí.



Por Iker Merodio Urbaneja
Especial para El Norte de Irlanda


De entrada, es importante señalar que la tanto la liga como la selección norirlandesa son apoyadas, sobre todo, por protestantes. Que los católicos, en su mayoría, siguen a la selección de Irlanda y a equipos de otras competiciones como el Celtic de Glasgow (en Escocia), el Liverpool o el Manchester United (ambos en Inglaterra).

Durante la primera mitad del siglo XX, sin embargo, el dominador absoluto de la liga de Irlanda del Norte era el Belfast Celtic, fundado en 1891 y orgullo de católicos en el oeste de Belfast. Llegó a ganar 19 ligas y 8 copas en esa primera mitad de siglo.

Dicen que fue por envidia, que los protestantes no podían soportar verse vencidos, una y otra vez, en una competición que consideraban propia, por un equipo de irlandeses. Los motivos no están claros, pero lo cierto es que, entonces, los disturbios eran una constante, y los partidos de fútbol una excusa para montar reyertas, y un buen día, las fuerzas del orden (dependientes de Gran Bretaña en aquel momento) dejaron de proteger a seguidores y jugadores del Belfast Celtic.

Así, las fuerzas se descompensaron. Además, el Belfast Celtic era, entonces, uno de los tres equipos católicos de la liga. El resto, todavía hoy, son protestantes. Por lo que cada partido se convertía casi en un infierno.

La gota que colmó el vaso fue en el Boxing Day de 1948. Esta jornada, festiva en el Reino Unido y la Commonwealth, se celebra el 26 de diciembre, y son tradicionales los partidos de fútbol de máxima rivalidad. Aquel año se enfrentaban el Belfast Celtic y el Linfield en Windsord Park, el estadio en el que juegan sus partidos la selección de Irlanda del Norte y este segundo equipo, muy arraigado en la comunidad protestante. Y como el resultado estaba siendo favorable al equipo católico (las crónicas cuentan que estaban dándoles un baño), los supporters protestantes decidieron emprenderla con los aficionados del Celtic en un primero momento para, después, pasar al terreno de juego.

Los futbolistas católicos recibieron todo tipo de golpes, e incluso uno salió del campo con una pierna rota. Un auténtico abuso con las fuerzas de seguridad posicionadas a favor de la mayoría protestante.

Lo que restó de temporada (la mitad) fue desastroso para el equipo y un calvario para los aficionados. Por lo que el Belfast Celtic decidió retirarse de la competición en 1949 (al finalizar la liga), y no volver a jugar al fútbol nunca más de un modo oficial.

Durante los años 60 y 70, el club participó en torneos menores en el extranjero y en partidos benéficos, pero no regresó jamás a la competición.

Desde entonces, la liga norirlandesa se la disputan, salvo sorpresa, el Linfield y el Glentoran, dos equipos protestantes. El único equipo católico en la primera división es el Cliftonville (al que veré esta misma tarde en su campo, el Solitude, al norte de la ciudad). Y el oeste católico de Belfast (donde se encuentra Falls) no volvió a tener un equipo de fútbol hasta que, a mediados de la década de 1970 (momento de reivindicación de esta comunidad), se fundara el Donegal Celtic, actualmente en una categoría inferior.

Pese a que todo el mundo hable del conflicto en pasado, en Belfast hay historias que siguen siendo estremecedoras.

*Agradezco a Ulmo de Arxila la recomendación para que rescatase el tema de este equipo, que sin duda es interesantísimo.

Tomado de El Norte de Irlanda.