martes, 24 de marzo de 2009

Juzgan a líder neonazi por insultos a jugador e incitación al odio racial

Un tribunal de primera instancia comenzó a juzgar al líder del Partido Nacional Demócrata (NPD) alemán, Udo Voigt, por la campaña racista que emprendió contra un jugador de la selección alemana.

El pasado enero, este tribunal decidió admitir a trámite las demandas por difamación que habían interpuesto en abril de 2006 Owomoyela -que por entonces jugaba en el Werder Bremen- y la Federación Alemana de Fútbol (DFB).

El abogado de la DFB y del internacional, Christian Schertz, afirmó hoy antes de entrar a la sala que el objetivo de la Federación Alemana de Fútbol es "denunciar el racismo en el deporte".

Por su parte, la jueza Monika Pelcz rechazó la petición de la defensa de archivar el caso, nada más comenzar el juicio.

En marzo de 2008, la fiscalía de Berlín acusó formalmente a Voigt y a otros dos altos cargos del NPD por la elaboración de un calendario racista, que discriminaba al defensa internacional, que hoy día juega en el Borussia Dortmund y que dejó la selección alemana.

En la portada se mostraba a un jugador de espaldas que vestía la camiseta de la selección nacional con el número 25 -que por entonces era el de Owomoyela-, y sobre la imagen del panfleto figuraba el lema "Blanco. ¡No sólo el color de una camiseta!¡Por una auténtica selección nacional!".

Owomoyela, que acudió hoy al juicio como testigo, relató cómo por aquel entonces los periodistas lo confrontaron con una copia de aquel pasquín tras un entrenamiento. "Enseguida supe que iba contra mí", aseguró.

"Me he sentido insultado, humillado y ofendido", apuntó el defensa internacional, para quien ésta fue su primera confrontación con el racismo, pese a que después estuvo algún tiempo recibiendo emails ofensivos en los que se le exigía incluso que abandonara el país.

Además de Voigt se sientan en el banquillo de los acusados los dos miembros de la junta directiva del NPD Frank Schwerdt, presidente de la formación en Turingia, y Klaus Beier, jefe en Brandeburgo y portavoz de prensa, por haber repartido la propaganda en forma de pasquines entre los simpatizantes del partido.

Owomoyela, hijo de madre alemana y padre nigeriano y el segundo jugador negro en llegar en la selección alemana de fútbol -después de Gerald Asamoah- logró entonces que un tribunal dictase una disposición de emergencia que prohibía a los políticos utilizar su imagen al lado del texto denigrante.

Asimismo, Voigt, Schwerdt y Beier están acusados de la preparación de un nuevo calendario xenófobo, después de que las autoridades policiales efectuaran el registro de la sede central del NPD en abril de 2006.

Según tenían previsto los tres funcionarios neonazis, la nueva versión iba a exhibir la imagen de un jugador blanco de la selección alemana y diez negros, junto con la pregunta "¿Once nacional 2010?", con la que pretendían denunciar la "extranjerización" del equipo.

En Alemania, el NPD es el partido más importante de ultraderecha y en la actualidad cuenta con representación parlamentaria en dos cámaras regionales.

EFE