viernes, 6 de marzo de 2009

Hugo Chávez tiene un estadio en Libia

Autoridades en Libia decidieron darle el nombre del presidente de Venezuela, Hugo Chávez Frías, a un nuevo estadio de fútbol ubicado en la segunda ciudad más importante de ese país.

Chávez es una especie de héroe por su actitud frente a Israel.

Por Pablo Uchoa
BBC

El estadio tiene una capacidad de 11.000 personas y abrió sus puertas en la ciudad costera de Benghazi, en las costas mediterráneas.

La Federación de Fútbol de Libia indicó que el homenaje es un reconocimiento a Chávez por sus "valientes posiciones humanitarias, especialmente en respaldo y solidaridad con la gente de Gaza durante la reciente agresión israelí".

En enero, el mandatario venezolano expulsó al embajador de Israel en Caracas en protesta por la operación militar llevada a cabo en la Franja de Gaza durante la cual murieron más de 1.300 palestinos.

Entre Libia y Venezuela

Mohamed Gaddafi, hijo del líder libio Muammar Gaddafi, estuvo presente en la ceremonia de apertura del nuevo campo deportivo.

Pero nada de ello parece haberle dado suerte a su equipo olímpico, que fue derrotado 2-1 por sus rivales sirios en el partido inaugural.

Libia, anteriormente considerado un "Estado paria" por los países occidentales, en los últimos años se ha acercado a Venezuela, una nación productora de crudo y miembro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Una delegación libia de alto nivel asistirá a la II Cumbre América del Sur-África que se realizará en Caracas en el mes de mayo.

La posición de Chávez frente al conflicto israelo-palestino es bien recibida en los países árabes donde el mandatario venezolano es una suerte de un héroe y un símbolo de resistencia.

Durante la reciente campaña israelí, fotografías de Chávez aparecieron en pancartas y letreros durante manifestaciones realizadas en la región.

En respuesta a la expulsión de su representante diplomático, Israel declaró al jefe de la misión venezolana en Tel Aviv, Roland Betancourt, como "persona non grata" y ordenó su inmediata salida del país.