miércoles, 18 de febrero de 2009

Solidaridad desde las calles de Irlanda y las gradas de Escocia

En los últimos días las movilizaciones en solidaridad con Euskal Herria se han sucedido en diversos puntos del planeta. Glasgow y Dublín acogieron dos de las muestras de apoyo a este país, en el caso de la ciudad escocesa en las gradas del Celtic Park durante el derby entre el club local y su eterno rival, el Rangers, donde se desplegó una enorme pancarta.

p020_f01.jpg

Por Gara

El Celtic es uno de los clubs de fútbol más conocidos del continente, y su rivalidad con el Rangers es legendaria. Los primeros son admirados por aquellos escoceses que desean vivir libres de las ataduras británicas, y sus partidos son también seguidos con entusiamo en la otra isla, en Irlanda. El Rangers, por contra, representa a los unionistas pro-británicos. Son, además, los dos clubes más potentes de Escocia, y los duelos entre ambos equipos, conocidos como Old Firm, además de parar la vida en Glasgow son seguidos por millones de personas en todo el mundo.

Este pasado fin de semana se celebró el derby entre Celtic y Rangers con el liderato de la Premier League escocesa en juego, y aunque el partido acabó en tablas, los miles de aficionados que acudieron al mítico Celtic Park marcaron un gran gol que, sin duda, será muy celebrado en Euskal Herria. Y es que, en las gradas se desplegó una enorme pancarta con la leyenda «The Basque Country does not walk alone» -Euskal Herria no camina sola-, acompañada de banderolas por los presos políticos e ikurriñas, como muestra de solidaridad con este país. Durante el partido, asimismo, se repartieron octavillas explicando la situación política en Euskal Herria. No fue, sin embargo, la única muestra de apoyo al pueblo vasco. Un día antes, y unos cuantos kilómetros al sudoeste de Glasgow, medio centenar de personas se concentraron en Dublín contra la represión y la tortura en Euskal Herria.

«No time for love»

Coincidiendo con el día de San Valentín, y a convocatoria del Comité de Solidaridad con Euskal Herria de Dublín, los reunidos se movilizaron en el centro de la capital irlandesa bajo el lema «No Time for Love in the Basque Country» -No hay tiempo para el amor en Euskal Herria-, inspirado en la canción del mismo título de los años 80 del grupo irlandés Moving Hearts.

Entre los asistentes a la concentración estuvieron representantes de diferentes partidos políticos, como Sinn Féin y Éirigí, y los miembros del comité mostraron carteles con la imagen de un gran corazón en la que, además del citado lema, se aludía a la situación que se vive en este país con un texto en inglés en el que se afirmaba que «si te vienen a buscar por la mañana.... te estarán torturando por la tarde».

Estos carteles fueron portados por los concentrados, pero además fueron pegados al suelo para que desde los altos autobuses irlandeses los vieran con facilidad. También se repartieron cientos de panfletos y, según han explicado los organizadores, muchas personas, tanto turistas como irlandeses, se pararon para hacer preguntas o expresar su apoyo.

En otros puntos de Irlanda como Cork, Belfast, Derry, Newcastle y Omagh también se hicieron concentraciones como la de Dublín, coincidiendo con la semana de solidaridad con Euskal Herria que se ha celebrado en numeros lugares del mundo.