domingo, 22 de febrero de 2009

Hooligans antifascistas chilenos


Hace algún tiempo atrás, y como habíamos afirmado en algunos artículos anteriores, se está gestando una buena camada de hinchas identificados con el antifascismo, que se están atrincherando bajo los colores de sus equipos, lo interesante de todo es que algunas secciones también sirven como canalizadores de demandas tanto barristas como populares, politizando un poco su accionar y su mensaje, un saludo a los hinchas antifascistas a los hools chilenos y a los que vemos en las gradas un campo más de lucha contra el fascismo y el capital.

Por Tom Hooligan

Rash Antofagasta


El movimiento hooligans aquí en Chile está recién partiendo, este sueño nació hace ya 7 meses, con la formación de la organización Hooligans Chilenos Antifascistas, la cual agrupa a todas las facciones antifascistas de las barras chilenas, fomentando el antifascismo en las gradas, y propagando las ideas antirracistas y antifascistas en los estadios, en las calles y en toda índole de cosas.

Este sueño comenzó con pocas personas, con unos entusiasmados hinchas, (Redskins, Punks, y algunos Sharp´s) que pretendían ir a los últimos partidos de la selección chilena rumbo a las eliminatorias para el Mundial de Alemania 2006 y empezar a hacer presencia en las gradas, claro que ellos iban antes a los estadios a ver la selección chilena, pero así como cualquier persona normal, como también eran hinchas de diferentes equipos. Se empezó a hacer un Fotolog de la organización para reclutar gente para él ultimo partido de la selección chilena rumbo al Mundial Alemania 2006, como también se empezó a difundir la idea por Internet, con el fin de que Skins y Punks empezaran a ir juntos al estadio y manifestar el ideal que los une, el ideal antifascista.

Con el correr de las semanas se formó un grupo para el partido que se acercaba, Chile le había empatado a Colombia en Barranquilla, y se necesitaba ganar de local a Ecuador, y que perdieran los rivales directos (Colombia y Uruguay) para acceder al Mundial, y la ilusión aumentaba y así también las ganas de los hinchas antifascistas por asistir a ese partido, y lograr ese gesto histórico de ir a un Mundial, cosa que no sucedió en lo futbolístico, pero que sí resultó en armar un gesto histórico en los estadios chilenos, por fin un grupo de Skinheads (Red Skins y Sharps) más unos Punks, asistían juntos a un partido de la selección chilena, marcando precedentes en la escena chilena, los hooligans estaban naciendo y llegaron para quedarse, sí, para quedarse. Este grupo logró con dificultades pasar un lienzo (trapo) entre el cerco policial, y así extenderlo con la siguiente leyenda: “Skinheads” más un símbolo Antinazi, el cual lo vieron las 60 mil personas presentes en el estadio y la gente que veía el partido en la televisión, y así se limpiaba un poco el nombre de la palabra Skinhead, asociada al Neofascismo en los medios de televisión chilenos.

Nacía en la escena un nuevo movimiento, uno que llego de Inglaterra para quedarse, eso sí, asociado a la realidad suramericana que estamos envueltos, podría denominarse “Barras Bravas antifascistas”, pero nuestra ligazón a la música punk, skins, más nuestra ideología y culturas Punks Skinheads, nos hacía sentirnos más cerca del Movimiento Hooligan, aquel que nació en Inglaterra, producto de la violencia de RudeBoys y Skinheads en las gradas por defender su ciudad, además de cervezas, buena música y peleas; todo eso nos hacia decir, sí, somos Hooligans suramericanos, somos Hooligans Chilenos antifascistas.

A la exitosa ida al estadio, se sumó el apoyo manifestado en la red por más gente que se empezaba a sumar al proyecto, que habían visto las fotos y que habían ido al estadio, por lo que pensamos en alargar esta organización no sólo para los partidos de la Selección Chilena, si no que aprovechar las ventajas que nos da el cibermundo y hacer un movimiento que abarcara también las barras chilenas, las barras más populares, como también las más chicas, y así no dar ningún pie para que el fascismo acechara nuestro espacio; Y así creamos un foro (www.hooliganchile.tk) en el cual empezamos a agrupar gente de distintos equipos, con el fin de fomentar piños (agrupaciones) que dentro de las barras, propagaran el antifascismo, difundieran el ideal y mantuvieran alejados a los Neonazis y sus influencias racistas de las gradas chilenas; grande fue nuestra alegría al saber que se estaban armando Piños antifascistas en barras de equipos de ciudades de Chile, las cuales estaban en la misma lucha que nosotros por lo cual decidimos realizar una cumbre hooligan en Chile, si la primera cumbre hooligan, para así reunir a más gente sobre este ideal.

Recibíamos noticias de que en distintas ciudades del país los piños antifascistas estaban trabajando, haciendo trapos con consignas antifascistas y reclutando gente, y así empezamos conocer de los distintos piños antifascistas de Chile, entre los cuales destacaban Trinchera Roja de Deportes La Serena, al Hueso Pirata de Coquimbo Unido, Los Hooligans Panzers de Santiago Wanderers, Cacique BootBoys de Colo Colo, Más que Un sentimiento de Los de abajo (Universidad de Chile), Fuego Cruzado de Universidad Católica, Furia Hooligan¨S 77, de Unión Española, Los Tano Hooligans de Audaz Italiano, Curiadictos Oi! De Curico Unido, Los Rojinegros Antifascistas del Rangers de Talca, Los Punkistas de Deportes Concepción, y finalmente Los Devotos Antifas de Temuco. En las barras de los otros equipos de chile quizás no se manifieste alguna organización, pero lo que estamos seguros es que los nazis no han formado ninguna, y que tarde o temprano, al hacerse conocido el movimiento las demás barras no querrán restarse a este proyecto antifascista.

Con el transcurso de los meses se empezaron a ver en los estadios las primeras manifestaciones antifascistas en partidos, lienzos con consignas antifascistas, símbolos nazis tachados y las famosas chaquetas Alpha dadas vuelta, con su tono naranjo, le empezaban a dar un tono más Hooligan a las barras, las cámaras se han empezado a fijar en eso, y ya sé esta empezando a tornar común ver algún lienzo antifascista en los estadios chilenos, con la satisfacción de la organización, que a un poco mas de 3 meses de levantar su foro, ya tenia mas de 100 registrados y se estaba a empezando a conocer más de esta organización.

En enero del 2006, vino Skalariak a Chile, y así se aprovecho de juntar el día después a los hooligans que venían de regiones, con el fin de dar pie a la Primera Cumbre Hooligan de Chile, la cual quizás no fue todo un éxito, pero se estaban marcando precedentes en la escena ya que llegó mucha gente, nos empezamos a conocer más, y empezamos a colocar metas para este 2006.

Cabe señalar que en el recital de Skalariak, se vio mucha gente con sus remeras Hooligans, con sus chaquetas Alpha dadas vuelta, y lienzos de algunas agrupaciones antifascistas de barras que llegaron al concierto, y para que decir de la canción “Todos los Hinchas”, ja ja ja, causó furor, y más de alguna pelea, todo un espíritu hooligan.

Después de la cumbre hooligan, nos hemos dado cuenta que el movimiento ya tomó protagonismo en la escena chilena, sí, ya nadie habla de los punks, los Rash, los Red skins, y los Sharps, ahora también están los hooligans, quienes nos estamos ganado un espacio en este mundillo, porque agrupamos punk y skin de todas las denominaciones, además de gente normal, de harcores y de personas que no quieren ver a los estadios chilenos transmitiendo odio y racismo, lo cual nos da un plus, algo nunca antes visto en la escena chilena, los hooligans estamos dando de hablar.

Ojalá que en las próximas eliminatorias, seamos un grupo grande de Hooligans Antifascistas, los cuales estemos apoyando a la selección chilena, pero no con un fin de superioridad, ni de racismo contra los demás países, sino el de transmitir los ideales antifascistas, limpiar al germen nazi (cabe destacar que a la selección chilena es quizás el único lugar donde los nazis pueden armar una barra) y crear conciencia de que las hinchadas chilenas son completamente antifascistas, y como se logra eso, trabajando en unidad con los distintos piños de cada equipo de fútbol, cada uno realizando su trabajo en cada barra, y estar en todos los partidos de la selección chilena, ahí, en la gradería, donde los bototos y las zapatillas nos llaman, donde está el espíritu hooligan, el espíritu de peleas por defender un ideal, de unidad entre los nuestros y de acabar con el enemigo, y cual es nuestro enemigo, no es el de otro equipo, no es el de otro país, es el de acabar con los neonazis en las gradas, o más bien, no permitir que ellos estén en nuestros lugares, donde está el pueblo, donde está la pasión del pobre, la pasión del que no tiene alegrías en la vida, del cesante y del obrero, ahí, apoyando a nuestro club o selección, lo único que con un triunfo nos puede dar alegría, a pesar que esta dure unos días, para después caer en nuestra realidad.

¡Arriba los hooligans!

¡Arriba los hinchas antifascistas!

Tomado de Rash Antofagasta