domingo, 26 de octubre de 2008

Histórica jornada de fútbol en Ramala, Palestina

Por BBC Mundo

Seguidores de la selección palestina de fútbol animando a su equipo
Por primera vez el equipo nacional pudo enfrentarse a su rival ante una multitud de seguidores palestinos.

Fútbol, historia y política se mezclaron este domingo en Ramala, Cisjordania, donde por primera vez la selección palestina jugó un partido internacional en casa.

Se enfrentó a Jordania en un partido que quedó en empate (1-1), pero eso no detuvo las grandes celebraciones porque en este encuentro el resultado final era lo menos importante.

Según informa el corresponsal de la BBC en Ramala, Aleem Maqbool, miles de seguidores llenaron el estadio recién construido ya desde horas antes del inicio del partido.

"Cuando Ahmed Kashkash, de la Franja de Gaza, marcó el primer gol palestino en suelo propio, hubo una respuesta calurosísima", relata Maqbool.

A pesar de todas las dificultades asociadas al conflicto y a la ocupación, "poder celebrar este partido le ha dado a muchos palestinos un gran sentimiento de orgullo", y una sensación de libertad, asegura el corresponsal.

Años fuera de casa

Equipo palestino entrenando
El entrenador del equipo palestino se queja de las dificultades de movimiento que Israel le impone a sus jugadores.

Desde que el equipo palestino fue oficialmente reconocido hace diez años por el organismo regulador del fútbol internacional, la FIFA, la selección tuvo que jugar los partidos "en casa" en otros países de Medio Oriente, debido al conflicto con Israel y las pobres infraestructuras.

Ahora, por primera vez el equipo nacional pudo enfrentarse a su rival ante una multitud de seguidores palestinos.

El presidente de la FIFA, Josepp Blatter, acudió al encuentro, así como varios dignatarios del mundo árabe.

Pero, según informa el corresponsal de la BBC, hubo algunos problemas en la preparación del evento.

Dificultades

El presidente de la FIFA, Sepp Blatter, y el presidente de la autoridad palestina, Mahmoud Abbas, posan con una jugadora palestina durante el acto inaugural de la liga femenina de fútbol en Ramala.
Antes del partido, el presidente de la FIFA y el de la Autoridad Palestina inauguraron la liga femenina de fútbol.

Las fuerzas de ocupación israelíes controlan tanto el acceso a Cisjordania como los movimientos internos, y según el entrenador palestino, Izzat Hamzah, eso tuvo un impacto sobre el equipo.

"Tenemos muchos jugadores fuera de los territorios palestinos a quienes no se les permite venir por la ocupación".

"Pero incluso los que viven en Cisjordania -algunos son de Kalkilia, de Naplusa-, tuvieron que pasar por tres o cuatro puestos de control" para llegar a Ramala, le dijo a la BBC.

En el pasado, los miembros de la selección palestina que viven en Gaza tuvieron que faltar a muchos partidos por habérseles denegado el permiso a salir de la Franja.

Pero en esta ocasión sí pudieron viajar a Ramala para jugar este partido histórico.

Además del partido internacional, el presidente de la FIFA, acompañado por el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, inauguró la liga femenina de fútbol palestino.