viernes, 9 de enero de 2015

El debut de Palestina en la Copa de Asia

El fútbol, orgullo de Palestina. Y la Copa de Asia, el primer gran campeonato para su selección.


Por Ana Rodríguez
Cadena Ser

El pasado 30 de mayo, Palestina vivió el momento más feliz de su corta historia futbolística. La selección ganaba 1-0 a Filipinas, se hacía con la victoria en la Challengue Cup y conseguía el billete para jugar por primera vez la Copa de Asia 2015 que se disputa en Australia.

El camino no había sido fácil: tres jugadores internacionales murieron en los bombardeos de 2009, jugadores de Gaza retenidos en los “Checkpoints” cuando intentaban viajar con el equipo y, por último, la detención de uno de sus jugadores justo antes de jugarse la Challengue Cup, el defensa de 22 años Sameh Maraba.

“Durante todo el campeonato la gente estuvo pendiente de la selección; en la final pusieron pantallas gigantes en la plaza de Ramallah y los jugadores fueron recibidos por muchos aficionados así como por el presidente de la Autoridad Palestina. Fueron momentos muy bonitos para este pueblo”. Son palabras de Roberto Kettlun, ‘Peto’, futbolista nacido en Chile descendiente de palestinos que lleva ya varios años jugando en la Cisjordania Premier League.

Peto ha sido más de 50 veces internacional con Palestina logrando ocho goles en partidos oficiales y siendo el capitán de aquel conjunto olímpico que luchó por estar en los Juegos del 2000.


Palestina fue reconocida como Federación por la FIFA en 1998 pero no pudo contar con una liga profesional y jugar un partido en su territorio hasta diez años más tarde, en 2008 (empató a uno ante Jordania).

“La gente vive este momento de la selección con mucha ilusión. Aquí se ve el interés, la alegría incluso la ansiedad que despierta este debut de Palestina en la Copa de Asia, es un momento muy deseado. El gobierno y las empresas además han invertido en publicidad y tanto por las calles como por la televisión, las alusiones a este acontecimiento del conjunto palestino son continuas. Las autoridades han entendido que el fútbol es una herramienta social importante para el pueblo palestino. La Copa de Asia se verá aquí por televisión, el debut es el lunes por la mañana y tengo mucha curiosidad por ver cómo reacciona la gente aquí”, nos cuenta Peto.

Los rivales

El debut el próximo lunes no será fácil, ante Japón, el actual campeón asiático, pero la selección palestina ha llegado a Australia sin presión. “Es cierto que jugaremos sin presión, somos los novatos, además estamos en el grupo más difícil con Japón, Jordania e Irak, pero eso nos debe motivar para subir nuestro nivel. En esta Copa, Palestina tiene que demostrar que somos una Federación joven pero que el fútbol aquí está creciendo día a día y el margen de mejora es muy grande”.

Los jugadores del combinado palestino se concentraron a principio de diciembre para preparar el campeonato y han jugado tres amistosos, derrota 0-1 ante Uzbekistán, empate sin goles con China y victoria 4-1 ante un conjunto australiano.

El lunes llega el momento más esperado por todos. “Para los jugadores hay una doble responsabilidad y un doble orgullo por vestir la camiseta palestina; además de enseñar a todo el mundo los avances de nuestro fútbol, está la posibilidad de, a través del deporte, cambiar la imagen que parte de la comunidad internacional tiene aún de Palestina, cambiar esa percepción y plantar bien la bandera de este pueblo que por primera vez está en una gran competición futbolística”.