martes, 15 de abril de 2014

Todo Liverpool se vuelca en homenaje a las víctimas de Hillsborough


Por Helen Percival
AFP

Las campanas de las iglesias de Liverpool sonaron este martes por los 96 aficionados muertos de Hillsborough y el estadio de Anfield fue escenario de un emotivo homenaje en el 25 aniversario de la mayor tragedia del fútbol inglés.

Miles de personas se reunieron en el estadio del club para un oficio religioso en el que se leyeron los nombres de los aficionados que el 15 de abril de 1989 murieron asfixiados y aplastados en una tribuna del estadio de Hillsborough, en Sheffield.

A las 3:06 de la tarde se hizo un minuto de silencio que se respetó en toda la ciudad -el transporte público se detuvo-. A esa hora exacta se paró el partido de Hillsborough entre el Liverpool y el Nottingham Forest, a los seis minutos, cuando se hizo evidente que en la tribuna de los hinchas 'reds' algo no iba bien.

Cientos de bufandas enviadas por los clubes británicos adornaban las tribunas de Anfield. Steven Gerrard -cuyo primo fue la víctima más joven de la tragedia, con 10 años- , Luis Suárez y la plantilla actual, líder en la liga, compartió tribuna con la de entonces, los Alan Hansen, John Aldridge y el entrenador Kenny Dalglish.


También estaban las familias de las víctimas, que este año conmemoran la tragedia con un consuelo: tras 25 años de lucha, la policía y las autoridades que dijeron que los espectadores iban borrachos y no llevaban entrada, están siendo investigados por tratar de encubrir sus negligencias. (Ver "Policía británica alteró pruebas de la tragedia de Hillsborough")

"No tengo que explicarlo, todos ustedes saben por lo que hemos luchado y lo que hemos sufrido", dijo Margaret Aspinall, la presidenta del Grupo de apoyo a las familias de Hillsborough, que perdió a su hijo James.

Luchar por la liga

La conmemoración se da en un momento deportivo dulce para el Liverpool, que está líder y a unas pocas victorias de ganar la Premier League por primera vez en 24 años, casi tantos como Hillsborough.

"El estrés te da el coraje para luchar y eso es lo que vais a hacer para ganar esta liga", dijo Aspinall, la presidenta del Grupo de apoyo a las familias de Hillsborough.

"Todos ustedes han estados unidos durante estos 25 años para hacer justicia", dijo Brendan Rodgers, el técnico del equipo. "Eso es lo que me inspira a diario como entrenador de este equipo".

Solidaridad del Everton

Roberto Martínez, el técnico español que dirige al gran rival de la ciudad, el Everton, también intervino en el acto recordando la lucha de las familias. "No fue ni correcto ni justo" que las familias tuvieran que luchar "por restaurar el buen nombre de los seres queridos".

"En 1989 tenía sólo 15 años, era un niño loco por el fútbol, de una familia loca por el fútbol. Y nos enteramos de lo que había ocurrido en Hillsborough", recordó Martínez. "¿Cómo puede alguien no volver de un partido de fútbol? ¿Cómo puede morir alguien viendo el juego que adora? No es correcto ni justo", agregó.

El Everton erigirá en Goodison Park, su estadio, un monumento recordando a las víctimas, anunció el entrenador.

La ceremonia acabó con la canción "You'll never walk alone", el himno del Liverpool, cantada por Gerry Marsden, su compositor, y por todo el estadio.