miércoles, 6 de junio de 2012

Eurocopa 1960: cuando la España de Franco se rindió sin jugar

La Unión Soviética obtuvo la victoria en la primera edición de la Eurocopa de naciones. Pero en los cuartos de final ganó por W.O, ya que Franco prefirió que España se retirara del torneo antes que jugar frente a ellos.


Por Camilo Rueda Navarro

La primera edición de la Eurocopa de naciones, disputada en 1960, fue ganada por la Unión Soviética. Pero la flamante campeona, en un hecho inusual, ganó su pase a semifinal por W.O, dada la ausencia del rival, la España de Franco.

En ese momento en que la guerra fría alcanzaba los mayores momentos de tensión, la lucha política tuvo un round futbolístico que se resolvió por abandono.

La primera versión de la Eurocopa se disputó por eliminación directa en partidos de ida y vuelta, y a partir de las semifinales tuvo a Francia como anfitriona. En los cruces de cuartos de final, el calendario dispuso que la España franquista y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) se eliminaran entre sí. De inmediato afloraron las perspicacias por el trasfondo político de la confrontación.

En España se consolidaba la dictadura franquista, aliada del eje nazifascista en la Segunda Guerra Mundial. Mientras que la URSS fue el único país que apoyó a la República luego del alzamiento que llevó a la guerra civil. Desde luego, ambos países no tenían relaciones diplomáticas.

Pero además el nivel deportivo de ambas escuadras también incrementaba las expectativas del choque: La URSS venía de ser campeona olímpica en 1956 y contaba en sus filas con el mejor portero de la historia: el legendario Lev Yashin. Mientas que España contaba con una nómina de lujo, incluyendo a tal vez el mejor jugador del mundo en ese momento, el argentino nacionalizado Alfredo Di Stéfano.

Todo estaba servido: El 29 de mayo se jugaría la ida en Moscú y el 9 de junio la revancha en Madrid, con un eventual desempate en Roma o París. La selección española publicó la lista de los 20 jugadores convocados. Pero entonces la Federación Española de Fútbol informó que el equipo no iba a viajar a Moscú.

La decisión se definió en consejo de ministros. Según el periodista Miguel Ángel Lara, Carrero Blanco y Alonso Vega, ministros de la presidencia y de la gobernación, respectivamente, no querían que una posible derrota ante los soviéticos "fuera aprovechada por el Kremlin para pasearla por el mundo, algo que el régimen español sí hizo después de que el 18 de mayo el Real Madrid ganara la quinta Copa de Europa".

"Nosotros estábamos seguros de que les podíamos ganar y ser campeones de Europa, pero nos dijeron que eran órdenes de arriba, de Franco, y que no había nada que hacer", dijo el jugador Luis Suárez.

Según algunas versiones, Francisco Franco preguntó si la selección española estaba en capacidad de ganarle a la URSS. Ante la respuesta dubitativa, el dictador prefirió abstenerse de jugar para evitar una eventual derrota. "El gobierno fascista español tiene miedo al equipo del proletariado soviético", dijo el diario Pravda, órgano del Partido Comunista.

Pero la principal razón para Miguel Ángel Lara era que los franquistas "no estaban dispuestos a que ningún soviético pisara suelo español. Bajo ningún concepto querían recibir a una delegación en la que habría seguro miembros de los servicios de seguridad soviéticos".

Ante la negativa española, la URSS pidió aplicar el reglamento, que implicaba el pase automático. Además, la UEFA sancionó a España con una multa de 2.000 francos suizos más se abstuvo de aplicar alguna sanción deportiva. La Unión Soviética jugó entonces la semifinal, celebrada ya en París. Venció a Checoslovaquia 3-0, y luego en la final derrotó 2-1 a Yugoslavia.

Sobre el incidente redondea Lara: "de todo el caso no se escribió ni línea. Europa supo lo que ocurría por un despacho de la agencia AFP titulado ‘El fútbol es víctima de la Guerra Fría’ y por la información emitida el día 26 de mayo por Reuters explicando la renuncia española por una decisión política y el 'profundo pesar de los soviéticos por la decisión'".

El "equipo del proletariado soviético" ganó la primera Eurocopa, mientras que Franco pasó a la historia como el dictador que tuvo miedo de jugar ante los comunistas.

Publicado originalmente en Semana.com