sábado, 17 de enero de 2009

La Venezia rebelde y combativa


Nuestra historia desde 1987 hasta hoy ha sido siempre la lucha en primera línea contra el racismo, el fútbol negocio y la represión. Son múltiples y diversas nuestras iniciativas sociales, solidarias y antirracistas las que han caracterizado nuestro caminar en la historia del movimiento ultra en Venezia y Mestre.

Desde aquel lejano 1987 hasta hoy tampoco ha pasado tanto, para bien o para mal, poca gente o mucha hemos estado siempre al lado de la Unione, llevando un espíritu rebelde que nos ha distiniguido desde nuestro orígenes.

Dejamos a otros la nostalgia por los "buenos viejos tiempos", porque es en el presente donde debemos movernos, es por eso que nuestro presente esta caracterizado para hacer justicia en sentido único frente a los "fuertes" que siempre culpan a los "débiles" cuando estos son seguidores, migrantes, estudiantes, trabajadores, o sencillamente, "distintos". De igual modo, vivimos una deriva social que también se está difudiendo en los estadios, incluso en el nuestro, apoyada y financiada por políticos y periodistas.

Cuando nació "A sostegno di un ideale" decidimos volver a arrancar la maquina y luchar por nuestro VeneziaMestre donde sea y cuando sea, para llevar adelante los valores históricos de nuestra hinchada, que no son otros que: Antiracismo, rebelión, pasión, agregación y defensa visceral de la camiseta arancio-verdi, sea cual sea el estadio.


No es una vuelta a los origenes en cuanto tal, más que nada por el contexto histórico y social ligado al tifo ha sido dramáticamente desnaturalizado (no sólo por últimas leyes liberticidas, también los "ultras" tienen su responsabilidad...), pero es un modo que permite reinventar nuestro nuevo modo de ser ultras hoy.

El lema que ha caracterizado nuestro caminar en los últimos año es este: "No se pide permiso para ser libre" y la línea de conducta del "ningún permiso, ningún compromiso" nos da la dignidad y la fuerza moral para continuar a viajar siguiendo al VeneziaMestre donde sea. Un mundo este del fútbol, siempre más en crisis, que se ha vuelto con una vergonzante actitud clientelar, donde los episodios racistas y fascistoides son tolerados, cuando no abiertamente apoyados por la prensa y los propios clubes.

Nosotros somos otra cosa y queremos hacer frente a tanta mierda.

En pocos en muchos iremos siempre adelante, sin bajar la cabeza, defendiendo a los hermanos y las hermanas, sin importarnos su color de piel o lugar de procedencia, lucharemos siempre por la integración y la interculturalidad de nuestra ciudad y combatiremos el racismo y el fascismo allá donde se manifieste.

Gate 22 Venezia-Mestre. A diffesa de un ideale

Aprovechando este artículo de presentación del grupo Gate 22 del Venezie Mestre (los verdaderos ultras del equipo desde hace más de 20 años, aunque con otras denominaciones en el pasado) os dejo con el cártel del "Antifa Cup" que esta gente se ha currado para final de mes.