martes, 4 de noviembre de 2008

La censura corporativa a Robbie Fowler, de Liverpool


Estoy leyendo No logo, uno de los mejores libros que han caído en mis manos en los últimos tiempos. Hacia la mitad del libro, la autora Naomi Klein hace referencia al poder de las marcas por proteger su copyright (censura corporativa en palabras de la autora).

El caso es que el mítico futbolista del Liverpool Robbie Fowler decidió en 1995 dedicarle un gol a los estibadores (trabajadores portuarios) de la ciudad de los Beatles (dockers), que llevaban años de huelga para protestar contra cientos de despidos y contratos temporales. Al jugador, que por entonces tenía veintiún años, la novatada le costó 2000 francos suizos de multa por parte de la FIFA, pues atentaba a la marca Adidas, que por entonces era patrocinador del equipo 'red'.

La historia no terminó ahí, pues Calvin Klein inició un pleito contra el diseñador de la susodicha camiseta, pues la la 'C' y la 'K' se parecían al logo de Calvin Klein [CK]. ¿Os imagináis que Puyol, por ejemplo, porte una camiseta apoyando a los trabajadores despedidos de Nissan en la planta en Cataluña? Sea como fuere, nada en el fútbol pasa desapercibido.

Tomado de Línea de Cal