martes, 8 de enero de 2013

Técnico de Chile aplica la doctrina del Che Guevara en su equipo


Mario Salas afirmó que sigue y aplica los fundamentos doctrinarios del Che Guevara en el fútbol.

El técnico de la selección chilena sub 20, Mario Salas, que se encuentra en Argentina para disputar el Suramericano de la categoría, afirmó que sigue y aplica "los fundamentos doctrinarios del Che Guevara en el fútbol".

"Uno puede llevar parte de la doctrina del Che al fútbol. Yo llamo a mis jugadores a rebelarse ante la adversidad y muchas veces ellos buscan en qué momento aplicó tal o cual arenga que acá utilizamos", afirmó el preparador, en declaraciones que recoge el diario la Tercera.

Mario Salas, que llegó al cargo a finales de noviembre tras la dimisión de Fernando Carvallo, considera que, si sus futbolistas "interiorizan" los "principios" e "ideas fundamentales" del guerrillero argentino-cubano, será beneficioso para el "objetivo" final que persiguen, que es "clasificar al Mundial".

"No sean conformistas, exíjanse más, pueden más. Deben estar concentrados y pensar rápido. Así siempre estarán preparados ante la adversidad, nadie los sorprenderá nunca y ustedes se impondrán y mandarán al rival", es una típica arenga de Salas a su plantilla.

Este lunes el técnico chileno llevó a la práctica los principios del Che y finalizó en la ciudad de Mendoza un entrenamiento con la consigna emblemática del legendario guerrillero: "¡Hasta la victoria siempre!".

Sobre el partido de debut en el campeonato ante Argentina, la selección anfitriona este miércoles, el seleccionador aseguró que todavía tiene algunas dudas, pero que "pasa por puestos y roles, más que por jugadores".

"Argentina es un rival que respetamos mucho", precisó Salas en declaraciones a radio Agricultura.

"Me preocupa su volumen ofensivo, tiene jugadores con trayectoria en primera división. Pero esperamos que ellos también estén preocupados de un par de características nuestras", y destacó al atacante del Oporto, Juan Iturbe, como el principal peligro de la albiceleste hacia la Roja.

EFE