lunes, 24 de septiembre de 2012

¿Terrorismo futbolístico?

Rayo Vallecano y Real Madrid no pudieron jugar su partido correspondiente a la quinta jornada de la Liga española de fútbol por una falla en la iluminación adjudicada por delegados del gobierno de Madrid a un sabotaje.

Nuevamente los barristas más radicales, esta vez en España, han hecho de las suyas y en su concepción han obstaculizado el desarrollo del partido entre Real Madrid y Rayo Vallecano el domingo pasado.

El último en referirse al inusual hecho fue el presidente del Rayo Vallecano, Raúl Martín Presa, quien dio una rueda de prensa para explicar el supuesto plan para evitar que se disputara el partido.

El presidente del club de Vallecas calificó la acción como "terrorismo futbolístico". "Ayer sufrimos un sabotaje, un atentado, un acto de terrorismo futbolístico que impide a los ciudadanos asistir libremente a un espectáculo”.

Del mismo modo, indicó que el incidente será motivo de investigación para averiguar quién fue el causante, aunque los principales sospechosos son los integrantes de la barra los ‘bukaneros’, quienes mantienen un enfrentamiento abierto con los seguidores del Real Madrid.

Dentro de las hipótesis que se manejan sobre el motivo del sabotaje están la posible protesta del grupo por el alza de los precios de las entradas para restringir el acceso a los integrantes de dicha barra, y el rechazo por los nuevos horarios, que incluyen los lunes a las 9 de la noche, así como los domingos a las 11 p. m., situación por la cual los ‘Bukaneros’ habían decidido no asistir al primer partido de la temporada frente al Granada.

Los presuntos saboteadores cortaron 57 cables de alimentación que iban a las torres de iluminación. También manipularon las cajas de luz que controlan el fluido eléctrico de una parte del estadio.

Mientras tanto, el partido se reprogramó para este lunes a las 7:45 de la noche hora española con medidas de seguridad especiales para evitar nuevos incidentes.

Tomado de Semana.com