martes, 25 de septiembre de 2012

Millonarios evalúa devolver títulos de 1987 y 1988 por influencia del narcotráfico

Las directivas del equipo azul contemplan la propuesta de renunciar a dos de sus trece estrellas por estar manchadas por la mafia



El presidente de Millonarios, Felipe Gaitán, manifestó este martes desde España, donde su equipo jugará un partido amistoso con el Real Madrid, que en la junta directiva del equipo está en discusión la posibilidad de devolver los títulos nacionales de 1987 y 1988, conseguidos bajo el manto del narcotráfico y cuando el club era propiedad del mafioso Gonzalo Rodríguez Gacha, también conocido como "El Mexicano".

Gaitán, sin embargo, aclaró que aún no hay una posición oficial del club al respecto.

"Este es un tema que se está dando, hay una discusión inicial, pero no hay una posición oficial al respecto en este momento", señaló a la W Radio el dirigente deportivo.

"Todos sabemos el desafortunado pasado que han tenido algunos equipos en el fútbol en Colombia, y es algo que con la nueva administración, la nueva gestión y la transparencia con la que se ha venido trabajando, se ha puesto sobre la mesa, pero no hay una posición oficial en este momento", recalcó.

De igual manera, Gaitán aseguró que no sabría tampoco cómo sería la mecánica para devolver las dos estrellas, en caso de que se tomara esa decisión.

"No sabríamos cuál sería la mecánica, porque aun está muy preliminar el debate. Es un tema que falta trabajarlo, falta digerirlo mucho, y habría que ver cómo se llevaría a cabo si se tomara esa decisión, que tiene muchas implicaciones y también mensajes muy positivos", dijo.

El equipo de Gacha

A principios de los años 80, Rodríguez Gacha, narcotraficante vinculado al Cartel de Medellín, compró un porcentaje de Millonarios, equipo del que era hincha. Bajo su mandato obtuvo los campeonatos de 1987 y 1988, años marcados por incidentes turbios como el soborno de árbitros y jugadores.

Gacha era uno de los aliados de Pablo Escobar Gaviria y se le responsabiliza de crímenes como el asesinato de dirigentes políticos, la explosión de carros bomba, entre otros. Fue abatido por las autoridades en 1989 en una zona rural de Sucre.

El porcentaje de Millonarios que su familia poseía fue expropiado por el Estado, pero pasó a manos de particulares cuando el equipo se convirtió en sociedad anónima en el 2011.

Sin embargo, la influencia de Gacha en el club trajo con sigo problemas administrativos, y desde la muerte del capo, el equipo azul no volvió a salir campeón del torneo nacional.