miércoles, 1 de diciembre de 2010

Sindicato italiano de jugadores va a huelga el 11 y 12 de diciembre

Comunicado íntegro del sindicato mundial de jugadores:

FIFPro apoya plenamente la huelga que han convocado los futbolistas italianos de la Serie A. El sindicato mundial de jugadores subraya las razones que han llevado a los futbolistas italianos a emprender esta acción.

'FIFPro nunca podrá aceptar las medidas propuestas por la liga italiana de fútbol (Lega di Serie A), que contravienen los derechos básicos de los futbolistas profesionales de todo el mundo', ha manifestado Theo van Seggelen, secretario general de FIFPro.

Los futbolistas de la Serie A italiana irán a la huelga durante el fin de semana del 11 y el 12 de diciembre. El sindicato italiano de jugadores (AIC) ha decidido dar ese paso después de que la Liga rechazara negociar un nuevo convenio colectivo de trabajo.

El sindicato de jugadores había establecido la fecha límite del 30 de noviembre para alcanzar un acuerdo. Las negociaciones llevadas a cabo como último recurso entre el AIC, la Serie A y la federación italiana de fútbol (FIGC) en Roma no consiguieron llegar a un acuerdo antes de esa fecha.

‘La huelga ha sido convocada para los días 11 y 12 de diciembre’, ha explicado Leonardo Grosso, vicepresidente del AIC y presidente de FIFPro. ‘Lo lamentamos, porque había voluntad de llegar a un acuerdo. La liga continuó exigiendo negociar sobre la cuestión de los jugadores que quedan excluidos del equipo, que para nosotros era innegociable.’

El sindicato de jugadores y la Serie A han tratado de firmar un nuevo convenio colectivo de trabajo (CCT). El antiguo CCT expiró el 30 de junio, y la Liga se negó a negociar un nuevo convenio colectivo con los jugadores. El principal obstáculo ha sido la postura que mantiene la Liga, según la cual los clubes deberían tener potestad para obligar a los jugadores que no desea mantener a entrenar aparte del primer equipo, o para obligar a los jugadores a aceptar transferencias a clubes equivalentes.

El sindicato calificó esto de injusto y rechazó negociar sobre esos dos puntos. El AIC sí que aceptó la propuesta de Giancarlo Abete, presidente de la federación italiana FIGC, que sugirió no negociar esos dos puntos, sino otros seis puntos de debate, pero la Liga no estaba dispuesta a cooperar.

‘La negativa de la Liga a aceptar el planteamiento del AIC ha motivado esta acción de protesta’, ha declarado el sindicato. ‘Estábamos dispuestos a negociar seis de los ocho puntos presentados por la Liga, con la excepción de los dos puntos antes mencionados.’

‘Soy un jugador y respaldo a mis colegas’, ha manifestado Massimo Addo, defensa del Milán y antiguo portavoz del AIC, tras el anuncio de la huelga. ‘Si el AIC ha decidido ir a la huelga, ello significa que esta vez es inevitable, pues ya hemos visto que se hizo caso omiso de nuestro primer llamamiento y amenaza de huelga. Sabíamos que el principal escollo era el de los jugadores excluidos de sus equipos.’

Dos ejemplos:

Los medios de comunicación han criticado a los jugadores por plantear una huelga en unos momentos de desestabilización económica, pero el sindicato puede señalar algunos casos que respaldan su postura:

* Los jugadores del Juventus Fabio Grosso y Hasan Salihamidzic fueron excluidos del equipo al comienzo de la temporada por rechazar transferencias, pero el gran número de lesiones significó su regreso a la alineación.

* La temporada pasada, Goran Pandev fue suspendido por el Lazio por solicitar una transferencia. Un panel de arbitraje falló a su favor y fichó por el Inter sin pago de una cuantía de transferencia, caso que podría tener implicaciones para Antonio Cassano, del Sampdoria, y para Federico Marchetti, del Cagliari. Ambos jugadores han sido excluidos por razones disciplinarias, y sus respectivas audiencias de arbitraje están previstas para dentro de poco.

Fifpro