viernes, 19 de diciembre de 2008

Independiente Santa Fe: primero para la eternidad

Hace sesenta años, sin ser favorito, Santa Fe obtenía el título del primer campeonato del fútbol colombiano. El defensor José Kaor Dokú fue el capitán de aquel onceno que ganó la legendaria estrella y permitió al equipo capitalino ser el primero para la eternidad.


Por Camilo Rueda Navarro

El Club Independiente Santa Fe fue fundado el 28 de febrero de 1941 por estudiantes recién ingresados a la universidad, que bautizaron al equipo con el nombre de la calle Santa Fe, en el centro de Bogotá, junto al Café del Rhin (hoy Café Pasaje), lugar donde se fundó la institución. El cuadro capitalino obtuvo importantes victorias en los primeros campeonatos que disputó, empezando a despertar la pasión del pueblo bogotano. Entre sus seguidores se encontraba el caudillo popular Jorge Eliécer Gaitán. Su hinchada iba en aumento y Santa Fe dejó de ser un equipo aficionado para entrar al profesionalismo, al ser uno de los clubes fundadores de la Dimayor y organizador del primer torneo colombiano en 1948.

En ése año, luego del asesinato de Gaitán y el consecuente levantamiento popular del 9 de abril, se promovió la creación del campeonato nacional de fútbol con el objetivo de apaciguar los ánimos de las masas. De esta forma, el 15 de agosto de 1948 inicia en Colombia el primer torneo de fútbol profesional, con la participación de diez equipos. Los favoritos: Cali, Junior y Millonarios.

La prensa daba a Santa Fe el papel de animador del campeonato, más no lo ubicaba entre los candidatos al título. En los 18 partidos disputados en encuentros de ida y vuelta, Santa Fe ganó 12, empató 3 y perdió 3 para sumar un total de 27 puntos, superando a Junior por 4 unidades y levantando por primera vez un campeonato en Colombia. Además del título, Santa Fe obtuvo, con “Chonto” Gaviria como guardameta, la valla menos vencida (29 goles en contra) y la delantera más efectiva (57 anotaciones). Jesús María Lires López, con 20 goles, y Germán Antón, con 18, fueron los mayores anotadores albirrojos.

Contrariando todos los pronósticos, Santa Fe hizo la mejor campaña y ganó la primera estrella con una fecha de antelación, derrotando de visitante a Medellín por 6-0. El equipo fue capitaneado por el defensor José Kaor Dokú, apodado “Casimoto” por sus rasgos orientales (es de ascendencia japonesa). En el homenaje efectuado por los sesenta años de la Dimayor, Dokú recibió una condecoración especial por ser el líder de la escuadra ganadora de la primera estrella. Además de Gaviria y Dokú, integraron la nómina del equipo: Antón, Bernau, Contreras, De la Hoz, Delli, Fiscó, Gámez, Guardiola, Lires, Moyano, Pineda, Prieto, Rubio y Talero.

Aquella memorable proeza sólo fue posible por la humildad y el sacrificio con el que se jugó. Y así se fue forjando la identidad cardenal, en la que la garra y el amor propio son los que permiten llegar a las victorias, sin importar la adversidad o la aparente inferioridad ante el rival. ¡Gracias primer campeón!