miércoles, 12 de octubre de 2016

"Las colonias israelíes son ilegales", le dice la ONU a la FIFA

Los asentamientos israelíes en territorio ocupado no tienen validez legal, violan la ley internacional y obstruyen lograr una paz total, justa y duradera


El asesor especial del secretario general de la ONU de Deportes para el Desarrollo y la Paz, Wilfried Lemke, le dijo a la FIFA que las colonias israelíes en territorio ocupado son ilegales y sus equipos no deben jugar en la liga israelí.

"Los asentamientos israelíes en territorio ocupado no tienen validez legal, violan la ley internacional y obstruyen lograr una paz total, justa y duradera en Oriente Medio", señala Lemke en referencia a la disputa entre la Federación de Fútbol Israelí (FFI) y la Asociación de Fútbol Palestina (AFP), en una carta fechada el pasado 7 de octubre.

Pese a que la organización internacional "reconoce el deporte como un derecho humano y lo promueve", señala que "todos los equipos que jueguen en competiciones reconocidas por la FIFA deben cumplir las reglas del juego".

Insta por tanto a la federación internacional a que "resuelva toda disputa en línea con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU" y con sus propios estatutos (que prohíben a una federación jugar en territorio de otra sin permiso) y que lo haga, además, "en un plazo de tiempo razonable".

Lemke también insta a que se garantice "el libre movimiento de atletas, entrenadores y oficiales entre y alrededor de Israel y Palestina" para entrenarse y participar en eventos deportivos, movimiento que en ocasiones impide Israel apelando a razones de seguridad.

La misiva se conoce poco antes de que comience este jueves la reunión del Consejo de la FIFA en Zurich, que tiene previsto debatir la cuestión.

La ONG internacional Avaaz llevó a cabo ayer una acción para arrojar luz sobre el problema en el asentamiento de Maalé Adumim, donde un grupo de menores palestinos y futbolistas del equipo nacional femenino acudieron a jugar al campo de fútbol.

Fuerzas israelíes impidieron el paso al grupo, del que formaban parte una quincena de palestinos de las localidades de Duma y Jabal Al Babam (Cisjordania), según aseguró un vocero de Avaaz, que añadió que lo sucedido demuestra que "los palestinos no pueden entrar ni jugar en los asentamientos israelíes".

El pasado septiembre Human Rights Watch (HRW) instó también a la FIFA a exigir a Israel que impida partidos de fútbol en los asentamientos judíos.

"A fin de cumplir con sus responsabilidades en derechos humanos, la FIFA debe solicitar a su filial, la Asociación de Fútbol de Israel, que tiene negocios en los asentamientos ilegales fuera del alcance de los palestinos, que traslade todos los partidos y actividades sancionadas al interior de Israel", reclamó en un comunicado.

También el mes pasado, 66 europarlamentarios (más de una decena de ellos españoles) escribieron al presidente de la FIFA, Gianni Infantino, reclamando que "de acuerdo a sus estatutos, la ley internacional, los precedentes existentes y el compromiso adquirido con los derechos humanos" exija la exclusión de los equipos afectados -los de las colonias de Maalé Adumim, Ariel, Kiryat Arbá, Bikat Hayarden y Givat Zeev- de la liga israelí.

Con información de EFE