viernes, 7 de octubre de 2016

Deniz Naki, el futbolista y héroe del pueblo kurdo

El jugador del Amedspor es perseguido por las autoridades turcas por sus mensajes hacia la causa kurda



Redacción
Fútbol Rebelde

El futbolista Deniz Naki, exjugador del St. Pauli y hoy en el Amedspor de la segunda división de Turquía, fue procesado por la justicia de ese país por sus mensajes en redes sociales sobre la situación del pueblo kurdo.

La fiscalía lo señala de realizar “propaganda terrorista” y podría ser condenado con hasta cinco años de cárcel, reportó la prensa turca.

En varias ocasiones, el jugador ha publicado mensajes de solidaridad con el pueblo kurdo y de repudio al Estado Islámico (EI), agrupación que ha azotado a varios países de Medio Oriente donde se asientan las comunidades kurdas, como Irak y Siria.

También ha alabado a las milicias kurdas que defienden el norte de Siria del EI, y criticado al ejército turco por sus operaciones en el suroriente del país –donde se asienta la mayoría del pueblo kurdo-.


Por esta postura, Naki ya fue sancionado con una suspensión de 12 partidos y una multa de 19.500 liras turcas (unos 6.700 dólares), cuando la Federación de Fútbol Turca lo señaló de realizar “propaganda ideológica” tras obtener un triunfo.

En ese momento, Naki dedicó la victoria a los muertos kurdos de su región. Su equipo tiene base en Diyarbakir, una ciudad de mayoría kurda en el suroriente de Turquía. “Ofrecemos esta victoria como regalo a todos aquellos que han sufrido y muerto bajo la opresión. Larga vida a la libertad”, dijo esa vez.

Naki nació en 1989 en Alemania, pero es de familia kurda. Jugó en el St. Pauli, equipo reconocido por su compromiso con diversas causas sociales y que ante la judicialización de su exjugador se solidarizó con él. En un partido amistoso, toda la nómina llevó su apellido y portó camisetas alusivas a él.


En el St. Pauli, Naki es recordado por la celebración en el triunfo ante el Hansa Rostock, reconocido por su hinchada neofascista. Ese día Naki anotó un gol y se lo dedicó con gestos a la tribuna rival, y al final del partido clavó en el césped una bandera del St. Pauli.

En los últimos meses ha publicado en su cuenta de Twitter algunas fotos de las ciudades kurdas de Turquía atacadas por el Ejército. También mensajes sobre Kobane, la ciudad del norte de Siria que fue liberada por la guerrilla kurda en una ardua lucha contra el Estado Islámico.

Hoy Naki es héroe del St. Pauli y del pueblo kurdo, al que defiende sin más armas que la palabra y un balón.