miércoles, 16 de marzo de 2016

No se juega con la salud de los futbolistas

El gremio de jugadores profesionales rechaza la decisión de programar los partidos del torneo colombiano entre las diez de la mañana y las cuatro de la tarde para ahorrar energía

Algunas plazas en Colombia superan los 35 grados centígrados de temperatura.

Por Fifpro

El sindicato de futbolistas Acolfutpro, en nombre de todos los futbolistas profesionales de Colombia, advierte que la decisión de cancelar todos los partidos programados para la tarde podría representar un riesgo grave para la salud de los jugadores.

El pasado viernes 11 de marzo, y sin consultar a los futbolistas, los tres organismos que dirigen el fútbol profesional en Colombia (Dimayor, Dífutbol y la Federación de Fútbol) decidieron comenzar todos los partidos de fin de semana del próximo torneo, entre las 10:00 y las 16:00 horas.

Se negaron a programar partidos vespertinos, pues el Gobierno colombiano ha exigido medidas de ahorro energético, y las luces de los estadios consumen mucha energía.

Sin embargo, entre las 10 y las 16 horas, las temperaturas alcanzan su nivel máximo. En algunas zonas esto podría dar lugar a que los partidos se disputaran a temperaturas de 35 grados Celsius o superiores, poniendo en riesgo la salud de los futbolistas.

Los futbolistas colombianos, unidos bajo Acolfutpro, respetan el deseo del Gobierno de ahorrar energía, “pero no cuando ello afecta a nuestra integridad física o a nuestras condiciones laborales”, ha declarado el sindicato. “Nuestros miembros han expresado su inquietud por esta decisión unilateral, que va a afectar a sus resultados sobre el campo”.

Acolfutpro expresa su indignación por no haber participado en esta decisión. “¿Han consultado a los médicos o a los entrenadores, que son conscientes del riesgo que entraña realizar una actividad física a temperaturas elevadas? ¿Han consultado a los futbolistas acerca de estas medidas, que afectan a su rendimiento deportivo y a su salud?”

“Lamentamos que los dirigentes del fútbol colombiano tomen decisiones que sitúan los intereses comerciales, políticos y económicos por encima de la salud de los jugadores, quienes participan en este deporte”.

Acolfutpro hace referencia a lo ocurrido hace dos meses en Chile, donde el ministro de Trabajo, la Federación de fútbol y el sindicato de futbolistas del país (Sifup) acordaron de manera conjunta no programar partidos entre las 12:00 y las 15:30 horas.

“¿Por qué no podemos garantizar los derechos de los futbolistas en Colombia de un modo similar? Por ejemplo, una alternativa podría ser programar los partidos a las 16:00 horas, lo que todavía satisfaría el objetivo del ahorro de energía, y al mismo tiempo no sería perjudicial para los futbolistas”.