sábado, 4 de febrero de 2017

Hinchada del Rayo Vallecano evita contratación de jugador neonazi

El rechazo de Bukaneros frustra que el ucraniano Roman Zozulya se quede en el equipo madrileño


La oportuna reacción de la hinchada del Rayo Vallecano, en particular la agrupación Bukaneros, evitó que un neonazi jugara en su club.

Se trata del delantero ucraniano Roman Zozulya, quien arribó al fútbol español luciendo emblemas de Pravy Sektor, un partido neonazi ucraniano.

El jugador al servicio del Betis había sido cedido al Rayo Vallecano, un cuadro con raíces obreras y cuya hinchada es reconocida por su compromiso con causas sociales.

“Vallekas no es lugar para nazis. Presa, para ti tampoco. Vete ya”, fue la consigna con la que Bukaneros recibió al nuevo jugador y con la que de paso reiteró su repudio a la gestión del presidente del club, Martín Presa.


Algunos aficionados increparon a Zozulya, lo que causó la intervención de la policía. “Ante los problemas surgidos con los radicales del Rayo, hemos hablado con este club y en protección al jugador, que es nuestro, hemos decidido que regrese a Sevilla”, fue la respuesta del Betis ante el incidente.

Aunque Zozulya ha negado sus vínculos con algún grupo neonazi o paramilitar, se reconoce como un "nacionalista ucraniano" y ha manifestado su apoyo al ejército de Ucrania, que lucha contra las milicias populares en la región del Donbass.

"El jugador ucraniano ha empuñado armas, ha donado dinero a batallones fascistas, luce sus símbolos y ha manifestado en numerosas ocasiones su apoyo a la ultraderecha de su país", expresó la Plataforma ADRV, agrupación de barras del Rayo Vallecano.

Si bien ya parece frustrada la llegada del jugador al equipo de Vallecas, aún no está claro si podrá seguir jugando con el Betis por motivos reglamentarios.