martes, 3 de septiembre de 2013

Juicio contra saharauis por una bandera durante partido de fútbol

Cinco jóvenes recibieron condenas de prisión de entre 4 y 10 meses por enseñar una bandera saharaui


La organización internacionalista Itaca ha informado que el sábado pasado se inició en Guelmim, en los territorios ocupados del Sahara Occidental, el juicio contra un grupo de jóvenes independentistas acusados de enseñar una bandera saharaui en un partido de fútbol, lo que en el Reino de Marruecos constituye una "provocación".

Dos internacionalistas catalanas se desplazaron desde Laayoune y acompañaron una delegación de diferentes organizaciones saharauis, con el objetivo de asistir como observadores al juicio y mostrar apoyo a los procesados ​y familiares. Durante el trayecto de ida y vuelta las activistas fueron detenidas en 10 controles policiales, donde fueron identificadas, retenidas largo rato e incluso insultadas.

A todo esto hay que sumar los seguimientos y grabación de imágenes, práctica habitual de la policía marroquí hacia las militantes saharauis y las internacionalistas presentes en los territorios ocupados por Marruecos con la complicidad histórica española.

Finalmente, un dispositivo de setenta agentes -uniformados y de civil- impidió el acceso de las personas solidarias al juicio, que concluyó con condenas de prisión de entre 4 y 10 meses para los cinco imputados.

Solidaridad internacionalista desde los Países Catalanes

La Organización Internacionalista de los Países Catalanes Itaca ha emitido un comunicado en el que denuncian "la vulneración de los derechos y libertades fundamentales que sufre el pueblo saharaui de los territorios colonizados por Marruecos desde 1975, las detenciones constantes, la represión contra las numerosas manifestaciones espontáneas y la situación de los más de 60 presos y presas políticas saharauis", así como "La política de empleo del Reino de Marruecos y la absoluta pasividad de la misión de la ONU (MINURSO), que bloquean el libre ejercicio del derecho a la autodeterminación del Sahara Occidental".

Itaca también denuncia las complicidades de los intereses económicos que perpetúan la ocupación en el Sahara: "El expolio de recursos por parte de empresas marroquíes, francesas, españolas-y catalanas-, entre otros, que se enriquecen con la actual situación de empleo "y exige la libertad inmediata de sus presos y presas políticas".

Tomado de llibertat.cat
Publicado originalmente en catalán