viernes, 16 de noviembre de 2012

San Lorenzo vuelve a Boedo

Por Camilo Angarita 



Este jueves 15 de noviembre de 2012 será un día histórico para toda la hinchada del club argentino San Lorenzo de Almagro. La legislatura de la ciudad de Buenos Aires aprobó lo que parecía una utopía hace algunos años, la restitución histórica con el club y la expropiación a un importante supermercado es un hecho. San Lorenzo podrá volver en los próximos años a su barrio del que fue sacado por la dictadura militar.

En Argentina a diferencia de nuestro país el barrio importa mucho. Las copas, la ciudad, los colores pasan a un segundo plano en el país gaucho. Acá la historia cultural del fútbol está marcada por el barrio y San Lorenzo representa al barrio de Boedo históricamente, aunque desde 1979 no juegue allí debido a una expropiación de los militares con la excusa de la urbanización del barrio. Desde ese año desapareció el viejo Gasometro (nombre del estadio) y el predio estuvo sin usar hasta que en 1981 lo compro el supermercado francés Carrefour que hasta el día de hoy sigue teniendo un almacén en lo que era la antigua cancha de los cuervos.

San Lorenzo estuvo 14 años sin estadio propio y tuvo que hacer de local en los estadios de Boca, River Plate, Vélez Sarfield, Atlanta, Ferrocaril, y Huracan. Hasta que en 1993 construyó su actual cancha, el Nuevo Gasometro, ubicado en el sector del Bajo Flores que aún estando en Buenos Aires se encuentra en un barrio que no tiene nada que ver con la historia del club.

La hinchada en cada partido canta por volver a Boedo, el equipo pelea descenso y a la gente no le importa. El equipo salió campeón y la hinchada no perdió de vista su objetivo de volver al barrio. Es por eso que son muchas las banderas y los cantos que nombran al barrio del que salieron hace ya 33 años. Porque ser de Boedo es ser de San Lorenzo y ser de San Lorenzo también es ser de Boedo.

La subcomisión del hincha trabajo muchos años por la utopía de volver al barrio, pero no se le veía mucha forma al sueño. Pero en el 2012 la gente se hizo sentir más que los años anteriores, se juntaron en más de una oportunidad masivamente, parando el tráfico de la ciudad, pidiéndole al gobierno que les devuelva lo que les quitó la dictadura. La gente de los otros clubes (y hasta algunos del mismo San Lorenzo) veían imposible la vuelta a Boedo, pero ayer el sueño de los cuervos se hizo realidad. Aprobada la expropiación del predio, Carrefour tendrá que entregarle a San Lorenzo los 4.500 metros cuadrados que actualmente posee.

El hincha de San Lorenzo está feliz y anoche celebró hasta altas horas de la noche. Desde ahora el club comienza a trabajar para volver a tener una sede deportiva y cultural en el mítico barrio de Boedo y esperan en algunos años poder construir el estadio en el mismo lugar donde estaba el viejo Gasometro. La vuelta a Boedo es costosa. San Lorenzo tendrá que pagarle a Carrefour 94 millones de pesos argentinos, unos 35.700 millones de pesos colombianos. De los cuales no saldrá ni un sólo peso del club, todo el dinero lo juntará la hinchada, porque como dicen muchos cantos de la Gloriosa Butteler, la vuelta a Boedo la ''banca'' la gente.