martes, 10 de julio de 2012

Israel liberó al futbolista palestino Mahmud Sarsak

El jugador pasó tres años en la cárcel sin cargos. La FIFA secundó su causa y pidió a la federación israelí que intercediera en su favor.

Por Ana Carbajosa
El País


Israel ha liberado a Mahmud al Sarsak, el futbolista palestino que logró que la FIFA secundara su causa y que ha pasado tres años encerrado sin cargos. Miembro del equipo nacional palestino, Sarsak regresó a la franja de Gaza, donde sus compatriotas le recibieron como a un héroe.

Las autoridades israelíes acusan a Al Sarsak de pertenecer a la Yihad islámica. Como cientos de presos palestinos, el futbolista no cuenta sin embargo con una acusación formal ni ha sido juzgado, en virtud de la llamada detención administrativa, criticada por la Unión Europea y varias organizaciones de derechos humanos. Israel alega que no puede desvelar los cargos de los que se acusa a este tipo de detenidos porque pondría en peligro la vida de los informadores palestinos.

Al Sarkak, de 25 años, mantuvo durante meses tres meses una huelga de hambre para denunciar las condiciones de su encierro. Durante el ayuno perdió cerca de la mitad de su peso.

Su protesta se enmarca en una campaña que mantuvo a 1.600 presos palestinos sin comer durante 28 días. Un acuerdo entre Israel y los representantes de los presos el pasado mayo puso fin a la protesta, que amenazaba con incendiar los territorios palestinos. El pacto, en el que medió Egipto, concedía a los presos buena parte de sus demandas, relacionadas con las condiciones de su encierro, y estipulaba la liberación gradual de los presos en detención administrativa.

A Beit Hanun, en el norte de la franja de Gaza, llegó la ambulancia que transportó al deportista. Allí, le esperaban familiares y cientos de seguidores con banderas palestinas, según constató la agencia France Presse. De ahí fue trasladado al hospital Shifa, en la ciudad de Gaza, y después a casa de su familia.

El encierro de Al Sarsak ha movilizado a diversas personalidades del mundo del fútbol. El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, pidió a la federación israelí de fútbol que intercediera en favor del jugador palestino.