martes, 15 de noviembre de 2016

"El fútbol es de quien lo ama": Müller y su desaire a San Marino

Un funcionario de la selección de San Marino pone en su lugar a Thomas Müller, quien dio unas desafortunadas declaraciones tras el partido en que Alemania superó 8-0 al equipo del pequeño estado europeo


El jefe de prensa de la selección de San Marino, Alan Gasperoni, escribió una carta abierta dirigida al futbolista alemán Thomas Müller, en la que se rescata la esencia de la práctica deportiva y se cuestiona el fútbol negocio.

En la misiva, Gasperoni responde a la descortés declaración del jugador de la selección alemana, quien dijo que jugar contra San Marino "no tiene sentido" y "no tiene nada que ver con fútbol profesional".

Alemania superó 8-0 a San Marino en partido por las eliminatorias europeas, aunque en él, Müller no consiguió anotar ningún gol. "El fútbol no es de tu propiedad sino de quienes lo aman", le dijo el jefe de prensa sanmarinense.

San Marino es una pequeña república europea de unos 35 mil habitantes, ubicada al interior de la bota itálica. Su selección nacional de fútbol está formada por jugadores amateurs. En su corta historia, nunca han logrado una victoria oficial y sólo han marcado algunos pocos goles. Pero es símbolo de la pasión que desde siempre ha sido motor de este popular deporte.

El texto íntegro de la carta:

"Querido Thomas Müller, tienes razón

Partidos de fútbol como el del viernes a la noche no tienen sentido. Para ti.

De nuevo, querido Thomas, no necesitas venir a San Marino casi sin que te paguen en un fin de semana sin Bundesliga, podrías haberte quedado con tu esposa en el sillón de tu lujosa casa o quizá podrías haber ido a un evento organizado por sponsors y ganar unos miles de euros.

Yo te creo, pero te doy diez buenas razones por las que creo que el partido San Marino-Alemania fue muy útil y tú podrías pensarlo y darme tu opinión.

1) Fue útil para demostrarte que incluso contra equipos débiles como el nuestro, no puedes meter un gol. Y no digas que no te enojaste cuando Simoncini impidió que aparecieras en el marcador.

2) Fue útil para que tus directivos (también Rummenigge y Beckenbauer) sepan que el fútbol no es de su propiedad, sino de los que lo aman entre los que, te guste o no, nosotros estamos también.

3) Fue útil para mostrarle a cientos de periodistas europeos que todavía hay jóvenes que siguen sus sueños y no tus cheques.

4) Fue útil para probar que ustedes los alemanes nunca cambiarán, que la historia no les enseñó que "prepotencia" no es sinónimo de victoria.

5) Fue útil para hacerle entender a 200 jóvenes de San Marino que vieron el partido por qué sus entrenadores les piden que se esfuercen al máximo. Quién sabe si su esfuerzo algún día sea recompensado con un partido frente a los campeones del mundo.

6) Fue útil para tu federación (y la nuestra también) para recaudar dinero por los derechos de imagen, con los que, además de pagarte a tí por la molestia de tener que jugar, puede construir instalaciones para los niños en tu país, academias de fútbol, estadios más seguros... Nuestra federación construirá un estadio de fútbol en una localidad perdida llamada Acquaviva. Tú habrías podido construirlo con seis meses de tu salario, nosotros lo haremos con los derechos por 90 minutos de un partido. No está mal, ¿no?

7) Fue útil para que un país tan grande como una parte del Allianz Arena aparezca en un diario por una buena razón, porque el fútbol siempre es una buena razón.

8) Fue útil para tu amigo Gnabry, que debutó con un hattrick. Ahora puede pedirle al Werder Bremen un nuevo contrato con el doble de su salario.

9) Fue útil para algún sanmarinense un poco triste para recordarle que tenemos una selección verdadera. Les sucederá también a ustedes que son casi perfectos, que alguno despertará cuando pierdan y empezará a molestarlos.

10) Fue útil para mí porque entendí que aunque ustedes tienen la mejor camiseta de adidas, también usan medias y sandalias.

Con amor, Alan".